En los deportes profesionales es muy difícil escoger el momento perfecto para decir ‘no más’ y podría decirse que es comprensible, porque, la fama, el hacer dinero en cifras de más de seis ceros y poder tener una vida cómoda jugando un deporte que hacías desde niño, es un sueño hecho realidad.

La historia de los deportes, en específico el béisbol, está lleno de estos casos, como cuando el integrante del Salón de la Fama, Willie Mays terminó jugando con los Mets tras 21 temporadas con la camisa de los Giants.

O cuando Yogi Berra, unos de los Yankees más recordados, terminó sus días como jugador con los Mets.

O cuando Vladimir Guerrero, también ‘hall of famer’ y cara de los Expos de Montreal y luego de los Angels de Los Angeles, terminó sus días en Baltimore.

A continuación, algunos casos similares registrados entre la rica cepa de peloteros puertorriqueños.

José ‘Cheo’ Cruz

Es difícil imaginarse al ‘Pelotero de Puerto Rico’ en otro uniforme que no fuese el de los Astros de Houston y sus franjas tipo arcoiris. Sin embargo, su carrera no comenzó ni terminó en el Astrodome.

José 'Cheo' Cruz.
José 'Cheo' Cruz. (Luis Ramos)

Cruz debutó con San Luis en 1970 y se mantuvo con ellos hasta 1974. Al año siguiente se mudó a los Astros, que entonces jugaban en la Liga Nacional, y pasó 13 campañas con ellos en los que mereció ir a dos Juegos de Estrellas y aparecer en las votaciones del JMV en cinco ocasiones.

En un giro de la fortuna, su ilustre carrera terminó en el 1988, a los 40 años, cuando firmó con los Yankees de Nueva York.

Orlando ‘Peruchín’ Cepeda

El Baby Bull es recordado por sus hazañas con los Giants de San Francisco, donde comenzó a jugar y con quienes estuvo ocho temporadas antes de pasar a los Cardinals, con quienes jugó en 1966, 1967 y 1968.

Con estos regresó al Juego de Estrellas y fue el Más Valioso de la Nacional en 1967.

Orlando 'Peruchín' Cepeda en 1973, cuando jugó para los Red Sox.
Orlando 'Peruchín' Cepeda en 1973, cuando jugó para los Red Sox. (Archivo)

En 1969, a sus 30 años, pasó a los Braves de Atlanta y lució su camisa ese año, en 1970, 1971 y 1972, cuando pasó a los Athletics de Oakland, con quienes ganó la Serie Mundial aunque solo tuvo tres turnos.

En el 1973 se unió a los Red Sox de Boston y terminó su carrera con los Royals de Kansas City en 1974.

Roberto Alomar

El ‘hall of famer’ jugó con varios equipos durante su exitosa carrera, el más recordado, por supuesto, es el de los Blue Jays de Toronto, con quienes ganó dos Series Mundiales y cuya gorra adorna su placa en Cooperstown.

Roberto Alomar con los Blue Jays en 1993.
Roberto Alomar con los Blue Jays en 1993. (Archivo / AP)

Antes jugó con los Padres de San Diego y después de Toronto estuvo tres años con los Orioles de Baltimore, tres con los Indios de Cleveland y dos con los Mets de Nueva York.

Su último año oficial fue en el 2004, cuando estuvo con los Diamondbacks de Arizona y los White Sox de Chicago, pero el retiro oficial llegó un año después, en los campos de entrenamiento del 2005, con los entonces Devil Rays de Tampa Bay.

Juan ‘Igor’ González

El motor de empujar carreras de los Rangers de Texas tuvo muy buenos años con el equipo texano.

Con ellos pegó 40 jonrones o más en cinco ocasiones y remolcó más de 100 carreras siete veces y ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Americana en 1996 y 1998.

Juan 'Igor' González en los campos primaverales de 2004 con los Royals de Kansas City.
Juan 'Igor' González en los campos primaverales de 2004 con los Royals de Kansas City.

Jugó sus primeras 11 temporadas para los Rangers, pero en el 1999 fue canjeado a los Tigres de Detroit. Para la campaña del 2000 los Tigres le ofrecieron un pacto de ocho años por $140 millones a sus 30 años, el cual rechazó. Fue declarado agente libre al finalizar la temporada.

En 2001 volvió a brillar, esta vez con Cleveland, pero luego regresó a Texas y vio sus números bajar en los próximos dos años.

En 2004 fue su última campaña oficial, con los Royals de Kansas City. Los récords indican que jugó en el 2005 con Cleveland otra vez, pero realmente solo tuvo un turno.

Albert Pujols, Juan 'Igor' González y Yadier Molina durante los entrenamientos de los Cardinals de San Luis en 2008. González recibió la invitación de los Cardinals pero se lastimó el abdomen y no regresó.
Albert Pujols, Juan 'Igor' González y Yadier Molina durante los entrenamientos de los Cardinals de San Luis en 2008. González recibió la invitación de los Cardinals pero se lastimó el abdomen y no regresó. (Archivo)

Javier ‘Javy’ López

Conocido por todos como Javy, el ponceño fue el receptor de la respetada rotación de lanzadores que poseyeron los Braves de Atlanta durante su cadena de cetros divisionales y pases a la postemporada en la década de los 90.

Luego de 12 años con Atlanta, en el 2004 brincó a los Orioles de Baltimore, con quienes jugó hasta parte del 2006, cuando fue canjeado a los Red Sox de Boston, franquicia con la cual finalizó su carrera de 15 temporadas.

Como suele pasar y le podría pasar a Pujols, nadie recordaba que López fue un Red Sox ni recordará que Pujols es ahora un Dodger.

El receptor boricua Javy López, a la derecha, bromea con su compañero de los Orioles de Baltimore, Melvin Mora.
El receptor boricua Javy López, a la derecha, bromea con su compañero de los Orioles de Baltimore, Melvin Mora.