Seattle. Teoscar Hernández y Randal Grichuk conectaron cuadrangulares en la segunda entrada, y los Azulejos de Toronto usaron cuatro de esos batazos para evitar una barrida con una victoria 8-3 sobre los Marineros de Seattle el domingo.

Hernández y Grichuk pegaron cada uno su vigésimo jonrón de la temporada como parte de una segunda entrada de tres anotaciones de Toronto contra el novato de Seattle Logan Gilbert, y los Azulejos escaparon de Seattle sin perder más terreno en la carrera por el comodín de la Liga Americana.

Alejandro Kirk agregó un doble de dos carreras y dos outs en la tercera entrada y la oleada ofensiva, junto con un comienzo sólido de Steven Matz, cortó una racha de tres derrotas consecutivas para los Azulejos.

Seattle perdió la oportunidad de adelantarse a Toronto en la carrera por el comodín. Después de momentos de explosiones ofensivas en los primeros dos juegos de la serie, Seattle no pudo hacer nada ante Matz. La única carrera de los Marineros ante el zurdo se produjo en la primera entrada y sin que la pelota saliera del cuadro como un sencillo dentro del infield, dos lanzamientos descontrolados y un pass ball que permitieron que J.P. Crawford anotara.

Las únicas otras carreras de Seattle llegaron con el jonrón 26 de Kyle Seager en la octava entrada.

Hernández conectó un cuadrangular por segundo juego consecutivo y los Azulejos aprovecharon los momentos en que Gilbert (5-4) se quedó atrás en la cuenta y falló la ubicación con su recta. Tanto Hernández como Grichuk conectaron cuadrangulares en rectas de Gilbert que no lograron llegar lo suficientemente adentro y se quedaron sobre el plato.

Hernández agregó un sencillo en la tercera entrada y agregó un doblete en la quinta. Hernández perdió su oportunidad en el ciclo al poncharse en el séptimo.

Corey Dickerson y Marcus Semien agregaron jonrones solitarios al final ante el relevista de Seattle Yohan Ramírez. El de Semien fue el número 27 de la temporada.

Matz (10-7) duró solo cinco entradas debido a un alto conteo de lanzamientos, pero mantuvo a Seattle en tres hits y una carrera. Ponchó a cuatro y permitió tres carreras limpias o menos en seis de sus últimas siete aperturas.