Además del tema de eliminación, los Astros de Houston también fueron abordados el sábado con el tema de la agencia libre que le toca lidiar en los próximos meses.

Los tres jardineros de los Astros encabezados por George Springer serán agentes libres a la conclusión de la Serie Mundial. Los otros dos son el sólido bateador Michael Brantley y el veterano Josh Reddick que, aunque su ofensiva ha bajado, sigue sólido a la defensiva.

El campo corto boricua Carlos Correa se ha convertido en un líder de los Astros, y dijo el sábado en MLB.com que extrañará a los tres jardineros si la organización no renueva relaciones con ellos.

Definitivamente, si no regresan, los vamos a extrañar mucho. Será raro verlos en otros uniformes"

-Carlos Correa, pelotero de los Astros

“Son compañeros a los que queremos, con los que he estado jugando siempre. Espero que regresen. De lo contrario, de seguro los extrañaremos”, dijo Correa. “Ahí está George Springer. Ha sido mi compañero de equipo desde que llegué a las Grandes Ligas, es un gran líder y un ejemplo a seguir. Ha sido valioso para este equipo”.

“Ahí está también Michael Brantley, quien llegó aquí hace dos anos y ha sido un tremendo profesional en todo el sentido de la palabra. Y tienen a Reddick. Su energía es contagiosa. Encajó con todo dentro del equipo. Definitivamente, si no regresan, los vamos a extrañar mucho. Será raro verlos en otros uniformes".

Springer es parte de núcleo de jóvenes jugadores que crecieron en la organización de los Astros, que le dieron el campeonato en el 2017 y que ha mantenido contendor a ese equipo en las siguientes temporadas. Correa, José Altuve y Alex Bregman son parte de ese núcleo.

Springer evadió el sábado el tema de la agencia en MLB.com.

“No he pensado. Nuestra temporada acaba de finalizar. Estoy pensando en lo que ocurrió, en esta noche. Cuando llegue el momento de cruzar el puente, lo haré", dijo.

Springer fue el MVP de la Serie Mundial 2017. Es el líder de equipo en cuadrangulares en postemporada con 19. Ha sido una amenaza para el contrario desde su puesto como primer bate de los Astros. Es un tres veces Todos Estrellas y dos veces ganador del Bate de Plata.

Tiene 31 años. Bateó 14 jonrones e impulsó 32 carreras en 51 juegos de la temporada 2020.

Brantley llegó a Houston luego del campeonato del 2017. Fue un sólido bateador en las dos temporadas posteriores. Bateó .311 en el 2019 con 90 carreras impulsadas y 88 anotadas. En esta corta temporada bateó .300. Promedió .346 en 52 turnos en la corriente postemporada con 11 carreras impulsadas.

Brantley, de 32 años, solamente ha jugado para Cleveland y Houston en su carreras de 12 temporadas.

Y Reddick cuadró a los Astros que ganaron el campeonato del 2017. Tendrá 34 años al comenzar a próxima temporada e irá a su decimocuarta campaña en su carrera, la que también ha jugado en Boston, Oakland y Los Ángeles.

Tiene 16 series de postemporada jugadas.