El exjugador puertorriqueño Alex Cintrón, actual coach de bateo de los Astros de Houston, ha sido señalado en un reportaje de The Wall Street Journal como otra pieza importante en la implementación del sistema de robo de señales que tuvo esta novena durante la temporada del 2017, escándalo que ya antes implicó a los exastros Alex Cora y Carlos Beltrán, quienes desde entonces han perdido sus trabajos como dirigentes de los Medias Rojas de Boston y Mets de Nueva York, respectivamente.

El reportaje del periodista Jared Diamond, es una segunda entrega que presenta el diario sobre el tema.

En la primera publicación de hace unos días, descubrió que el sistema de pillaje en el robo de señales no fue ideado, como se dio a entender en el reporte del comisionado Rob Manfred en diciembre pasado, por Cora. Presentando evidencia de correos electrónicos del equipo en el 2016, cuando Cora ni Beltrán formaban parte del equipo, se evidenció que el equipo comenzó a trabajar con idear un sistema de robar señales, esto a pedidos del novato Alex Bregman, quien se quejó al equipo que la novena no tenía un buen sistema de robo de señales. Precisa, vale resaltar, que Bregman no estaba haciendo un llamado a orquestrar un sistema ilegal con uso de tecnología, sino a que los coaches y jugadores mejoraran la vieja maña aceptable en el béisbol de robar señales por pura vista dentro del terreno y lograran transmitir esa información hacia los bateadores.

Diamond además confirmó que el gerente general de los Astros, el hoy en día despedido Jeff Luhnow, estaba al tanto del sistema que se fue montando, lo que desmiente la alegación que hizo tras el comisionado suspenderlo en la que indicaba que no tenía conocimiento de lo que sucedía en el banco del equipo. El reportaje precisa que un practicante en el equipo aquel entonces, hoy en día director de operaciones del equipo, montó un aplicación basada en sistema de decodificación de señales en Excel que fue compartido por todo el equipo. Le llamaban el ‘Codebreaker’.

Toda esa evidencia supone que detrás del esquema que el comisionado Manfred indicó que “principalmente orquestrado por jugadores” y que señalaba a Cora y Beltrán como líderes, había algo más sistemático que superaba el poder de los boricuas.

-Tom Koch-Weser / Director de Advanced Scouting de los Astros

El segundo reportaje de Diamond y The Wall Street Journal, publicado hoy miércoles, por su parte, muestra evidencia de como los Astros como organización reconocían que el esquema les iba a rendir dividendos. Específicamente muestra el contenido de un correo electrónico enviado por el director del departamento de Advanced Scouting, Tom Koch-Weser, a varios colegas de la gerencia, en el que les da un informe sobre el estado del “oscuro arte, el departamento de robo de señales”

Alex Cintrón era coach de traducción de los Astros en el 2017 y desde el año pasado es el coach de bateo del equipo. (Phil Long)

En el contenido se expresa que el pelotero de los Astros en aquellos años, Marwin González, era el jugador que más beneficio le estaba sacando a la información que recibía durante sus turnos al bate pues recortó satisfactoriamente la cantidad de swings que le hacía a malos lanzamientos en sus turnos al bate. El mismo correo, irónicamente, indicaba que quien estaba teniendo problema con aprovecha la información era Beltrán.

“Beltrán, que es el padrino de todo este programa, irónicamente le hace swing a todo luego de esperar un strike y es probablemente quien peor está digiriendo la información”, destacó Koch-Weser.

Koch-Weser, no obstante, apuntó al rol de Cora, Beltrán y de Cintrón en correr el sistema, según lo escribió en un correo a Luhnow al que The Wall Street Journal tuvo acceso.

“No quiero escribir mucho electrónicamente sobre ‘el sistema’ pero Cora/Cintrón/Beltrán han estado ayudando a establecer la cultura iniciada por Bregman/Vigoa el año pasado y creo que está funcionado”, dijo Koch-Weser. “No tengo evidencia para mostrar como está funcionado, pero logramos sacar muchas buenas cosas con lanzadores que son vagos o tipean lanzamientos. Esa información, si no la tengo ya, eventualmente va a dar resultados a favor de nuestros jugadores una vez ellos se acostumbren al sistema”.

Cintrón era en el 2017 un coach asistente encargado de traducirle información a los jugadores latinos. Desde el año pasado, por su parte, es el coach de bateo de los Astros. El reportaje lo involucra como uno de los que ayudaba a transmitir información del cuarto de vídeo al dugout.

Como ha venido haciendo desde que surgió el escándalo, Cora ha dejado saber a Primera Hora que no puede hablar del tema hasta tanto Major League Baseball concluya una investigación que realiza contra los Medias Rojas del 2018, los cuales dirigidos por Cora ganaron la Serie Mundial.