Para los Astros de Houston, el campeonato del 2017 fue honesto, y punto.

Esa es la opinión del dueño de los Astros, Jim Crane, quien este jueves volvió a tocar el tema de robo de señas en la conferencia de prensa organizada por el equipo, en la apertura oficial de sus campos de entrenamiento.

“Nuestra opinión es que el robo de señas no impactó el juego. Teníamos un buen equipo. Ganamos la Serie Mundial. Punto”, dijo Crane.

Crane habló junto a los jugadores de los Astros, José Altuve y Alex Bregman, así como el nuevo dirigtente del equipo, Dusty Baker.

MLB investigó a los Astros por un alegado esquema de robo de señas en el 2017, que fue revelado públicamente por el exlanzador de los Astros en esa temporada, Mike Fiers.

El nuevo dirigente de los Astros, Dusty Baker y el dueño del equipo Jim Crane durante la rueda de prensa el jueves. (Jeff Roberson)

La investigación encontró que personal del equipo, incluyendo el jugador boricua Carlos Beltrán , y el coach de banco, el también boricua Alex Cora, ayudaron a desarrollar el esquema usando cámaras para comunicar a los jugadores la información decodificada.

Los Astros ganaron la Serie Mundial del 2017 ante los Dodgers de Los Ángeles. Se les señala por sacarle beneficio ofensivo al esquema al conocer qué lanzamiento le haría el pitcher contrario. También se les señala por haber sacado beneficio en la pasada postemporada.

Jugadores de los Yankees de Nueva York que quedaron eliminados por los Astros en la Serie de Campeonato 2019 de la Liga Americana han insinuado públicamente que el bateador de los Astros, José Altuve, usó un dispositivo en su cuerpo que le alertó del lanzamiento que venía, cuando dio el recordado cuadrangular al veloz lanzador Aroldis Chapman en el sexto juego de la Serie. Ese jonrón envió a los Astros a la Serie Mundial y eliminó a los Yankees.

Inclusive, los medios noticiosos de Estados Unidos han usado estadísticas para encontrar una relación entre el robo de señas de los Astros con su poder ofensivo. Han hecho una comparación entre los números ofensivos del equipo cuando jugaban en la carretera versus en su parque. La investigación de MLB encontró que los Astros tenían en su parque una cámara colocada el jardín central como medio para robarles las señales del receptor a su lanzador.