Tampa. El derecho de los Yankees Luis Severino manifestó que es “indudablemente frustrante” tener que interrumpir su preparación en la pretemporada por segundo año consecutivo.

Severino padece de dolor en el antebrazo derecho, cerca del codo. Las molestias han sido recurrentes desde octubre.

“Es algo adentro, cerca del hueso, diría que más donde el músculo se adhiere al hueso”, dijo el pitcher dominicano el viernes. “Es una zona rara. Nunca había sentido ese tipo de dolor ahí”.

Severino viajará a Nueva York el lunes para más pruebas. Fue examinado el viernes por el médico del equipo, el doctor Christopher Ahmad.

“Se descartaron un par de cosas. Diría que en el hombro o cuestiones de los músculos, pero el lunes veremos cuál es el verdadero problema o en los días posteriores”, indicó Severino. “Buscamos tener todas las respuestas posibles”.

Severino mencionó que acusó el dolor la noche del miércoles en su residencia.

“Durante el receso fui a Nueva York dos veces para la resonancia y no encontraron nada, así que no estamos seguro de la causa”, dijo Severino. “Estaba viendo televisión, me pongo de pie y sentí algo que no estaba bien”.

Severino, quien cumplió 26 años el jueves, estuvo fuera de acción hasta las últimas semanas de la temporada regular el año pasado.

Además, Severino presenta residuos óseos en el codo derecho, pero el manager Boone ha dicho que eso no ha sido un problema.

“No creo que sea el problema porque si lo fuera, no podría soltar mi recta o mi slider”, dijo Severino.

Severino ha cumplido sus sesiones de bullpen de la primavera sin usar su cambio de velocidad. Había reanudado su rutina con el cambio desde terreno plano en días recientes.

Nueva York no espera contar con el zurdo James Paxton durante los primeros dos meses de la campaña mientras se recupera de una cirugía de espalda a la que se sometió el 5 de febrero.

No está claro si Severino podrá estar en condiciones de lanzar para el día inaugural de la campaña, el 26 de marzo en Baltimore.

Severino quedó fuera de su primer entrenamiento de primavera el año pasado por una inflamación en el manguito rotador de su hombro derecho. Después, el 9 de abril, los Yankees anunciaron que sufría de una dolencia en el músculo dorsal.

No tuvo rehabilitación en las ligas menores hasta el 1 septiembre y tampoco cumplió su primera aparición con los Yanquis sino hasta el 17 de septiembre.

Boone dijo que Severino reportó las primeras molestias pocos días tras el tercer juego ante Houston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el 15 de octubre.

Después de que el lanzador fuera examinado, Boone dijo que Severino habría sido el abridor del séptimo encuentro, pero los Astros ganaron la serie en seis partidos.

Severino tuvo marca de 1-1 con 1.50 de efectividad en 12 innings durante sus tres aperturas de campaña regular con Nueva York y foja de 0-1 con 2.16 de carreras limpias durante sus ocho entradas y un tercio en dos apariciones de postemporada.

Se sometió a una resonancia magnética a principios de diciembre y se le dio de alta para iniciar con su programa de lanzamientos. Presentó molestias con su cambio de velocidad en enero pasado en la República Dominicana y volvió a Nueva York para una nueva tomografía que resultó negativa.

“Es tan raro, por eso que no lo entiendo”, dijo Severino. “Es sólo un lanzamiento”.

Severino tuvo marca de 19-8 con 3.39 de efectividad en 2018.