La Federación de Béisbol de Puerto Rico suspendió hoy domingo, debido a las lluvias que han arropado al país, el encuentro decisivo del Carnaval de Campeones del Béisbol Superior Doble A así como el Juego de Estrellas del béisbol femenino, los que estaban programados para jugarse en el estadio Julio ‘Papo’ Dávila de Vega Alta.

El partido entre los Titanes de Florida y los Peces Voladores de Salinas fue pospuesto para mañana lunes, a las 7:00 p.m. El ganador avanzará a la semifinal de la Doble A y enfrentará a los líderes Bravos de Cidra.

Mientras, el Juego de Estrellas de la Liga de Béisbol Femenino será el domingo, 17 de octubre a las 11:00 a.m. en Vega Alta.

Los Peces Voladores y los Titanes están en posición de luchar el último boleto disponible para la fase semifinal gracias a triunfos logrados el sábado.

Salinas apabulló con blanqueada 10-0 a los Patrulleros de San Sebastián, que quedaron fuera de contienda con cuatro derrotas en línea. El derecho Yadiel Rolón lució dominante en la loma durante ocho entradas con apenas tres hits permitidos. Ponchó cinco bateadores y otorgó una base por bolas.

El ataque de los Peces Voladores comenzó desde la misma primera entrada, con ramillete de tres anotaciones. La primera carrera la empujó Ernando Melero con sencillo, que llevó al plato a Pedro Nazario. En el encuentro, Jonathan ‘Matatán’ Morales pegó cuadrangular, un doblete y un sencillo.

Salinas se colocó a un triunfo de la semifinal tras apabullar 10-0 a San Sebastián.
Salinas se colocó a un triunfo de la semifinal tras apabullar 10-0 a San Sebastián.

Salinas marcó carrera en siete de las ocho entradas que consumió su oportunidad ofensiva.

Por su parte, los Titanes doblegaron y eliminaron con pizarra 6-4 a los Piratas de Cabo Rojo, gracias a ramillete de cinco anotaciones en el octavo capítulo. Con el marcador empatado a dos carreras y las bases congestionadas, Gaby Ayala conectó doblete que empujó dos carreras para darle la ventaja a Florida. El derecho Jean Hernández ganó en relevo y Ricardo Díaz se apuntó el salvamento por los Titanes.

Por Cabo Rojo, Ricardo Hernández sacudió dos jonrones.