La pérdida de apetito, constantes dolores de cabeza y fiebre fueron las señales que le indicaron a la boxeadora Vivian Velázquez que no estaba bien de salud.

Enseguida acudió a un laboratorio privado para hacerse la prueba para determinar si su peor pesadilla era una realidad. En efecto, Velázquez dio positivo al virus COVID-19.

“Me lo imaginaba porque tenía los síntomas. Me hice la prueba molecular que es molestosa. Esperé cinco días que fueron eternos, pero más eterna es la cuarentena. Cuando me dieron la noticia quedé impresionada”, relató la joven.

“Lo tomé como todos. Me asusté al principio, pero luego tomé todas las preocupaciones posibles. Lo más difícil fue estar alejada de mi familia, aislada y encerrada. Fue una experiencia fuerte”, agregó.

Afortunadamente, la condición de Velázquez no se agravó y no tuvo que ser hospitalizada.

Me asusté al principio, pero luego tomé todas las preocupaciones posibles. Lo más difícil fue estar alejada de mi familia, aislada y encerrada

-Vivian Velázquez / Boxeadora

“Me enviaron tratamiento para los síntomas, pero de la misma manera que viene se va. Sí me mantuve tomando mucho líquido, té de jengibre con limón y unos antibióticos que me recetaron. Lo peor es el dolor de cabeza y cuerpo. Me dio congestión, pero ya pasando el coronavirus, no al principio. Tuve fiebre y las diarreas que también me perjudicaron. Sí perdí el apetito, pero me obligaba a comer e ingerir muchos jugos naturales”, compartió.

Velázquez no tiene claro dónde y a través de quién se contagió. No obstante, le sugirió a las personas que compartieron con ella en los días previos que acudan a un laboratorio para hacerse la prueba como medida preventiva.

Definitivamente que la gente debería tomar muy en serio las precauciones. No sé si me contagié en un gimnasio, o en un supermercado, por lo que hay que tomar medidas y no ir a lugares con mucha gente, usar las mascarillas, lavarse las manos constantemente y el ‘hand sanitizer’”, recomendó.

La boxeadora puertorriqueña debutó durante una cartelera de Miguel Cotto Promotions.

“Ahora tomo muchas precauciones porque sé cómo ataca y tengo esa experiencia. Ha sido duro no poder entrenar y hacer lo que me apasiona que es el boxeo”, concluyó.