Los representantes del puertorriqueño Ángel “Tito” Acosta y del japonés Junto Nakatani esquivaron el proceso de subasta que citó la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para el 1 de junio luego de llegar a unos acuerdos económicos.

Los promotores que estaban interesados en obtener los derechos para presentar el pleito donde Nakatina arriesgará la faja de la OMB, versión de las 112 libras, tenían que presentar sus respectivas propuestas por una cifra mínima de $80,000.

Sin embargo, Francisco “Paco” Valcárcel, presidente de la OMB, confirmó que la subasta no se llevó a cabo.

No hubo subasta porque se pusieron de acuerdo. Están mirando a la posibilidad de que la pelea sea entre agosto y septiembre”, dijo Valcárcel.

El duelo entre Acosta y Nakatani debió ocurrir el 29 de mayo, pero el mismo fue pospuesto debido a que las carteleras de boxeo en Japón fueron detenidas indefinidamente ante las preocupaciones por el virus COVID-19, además de que durante el verano subirán a escena los Juegos Olímpicos en Tokio, Japón, que fueron aplazados un año.

Estamos esperando ahora la fecha del evento el cual puede que se dé en Estados Unidos”, confirmó Bryan Pérez, de Miguel Cotto Promotions, una de las empresas que representa a Acosta.

El pasado marzo, Acosta (22-2, 21 KO) superó a Gilberto Mendoza por decisión unánime durante una de las paradas de la serie “Ring City USA” que ocurrió en el Albergue Olímpico en Salinas.

Nakatani (21-0, 16 KO) conquistó el cinturón en noviembre de 2020 cuando noqueó a Giemel Magramos en el octavo asalto.