El entrenador de boxeo californiano Joel Díaz observó de primera mano la pegada que posee Ángel “Tito” Acosta, pero también se percató de unas deficiencias que el púgil puertorriqueño arrastra y las ha atendido en el primer campo de entrenamiento que han hecho juntos de cara al pleito que tiene pendiente y se avecina ante el japonés Junto Nakatani.

El próximo 10 de septiembre, Acosta subirá al ring en calidad de retador de Nakatani por la faja de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), versión de las 112 libras.

“Recuerdo haber seguido a Acosta desde que perdió el título (de las 106 libras) ante Elwin Soto. Le faltaba más defensa y mantener la condición física. Tito pega fuerte con las dos manos, le integramos combinaciones y un plan de pelea para un rival zurdo”, detalló Díaz desde California.

Acosta acudió a Díaz cuando su previo entrenador, Juan Muciño, falleció el pasado julio debido a complicaciones de salud provocadas por el virus COVID-19.

Ángel Acosta subirá al ring en calidad de retador a la faja de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), versión de las 112 libras, que arriesgará Nakatani.
Ángel Acosta subirá al ring en calidad de retador a la faja de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), versión de las 112 libras, que arriesgará Nakatani.

Le abrimos las puertas del campamento. Tito llega al gimnasio concentrado, nunca se queja, está motivado y siempre trabaja fuerte. Lo importante es que se adapte a la personalidad y al ambiente porque lo recibimos como si fuera parte de la familia desde el primer día. Tito está cómodo y siempre trabaja con una sonrisa en el rostro”, sostuvo Díaz.

Acosta (22-2, 20 KO) irá en busca de su segundo cetro mundial y el primero en las 112 libras.

“Está listo. Ahora mismo lo estamos conservando. Durante las sesiones de guanteos que hizo lo vimos explosivo, fuerte e inteligente. Ahora es cuestión de mantenerlo y observarlo para que llegue en peso. Basado en el trabajo que le hemos integrado, la confianza que nos ha enseñado, no tengo la duda de que se coronará campeón nuevamente”, concluyó Díaz.

El combate tendrá como escenario el Casino del Sol en Tucson, Arizona. El evento será transmitido por ESPN+.