Los aspirantes a uno de los cinturones en la división súper gallo están bajo aviso. Christopher ‘Pitufo’ Díaz no descansará hasta obtener una oportunidad para pelear por un campeonato mundial en las 122 libras.

La noche del martes, Díaz obtuvo una convincente victoria por decisión unánime sobre Jason Sánchez durante la cartelera que la empresa promotora Top Rank presentó en el MGM Grand Conference Center en Las Vegas, Nevada.

“Con la pelea que hice, envíe un mensaje al mundo para que los 122 libras se preparen. Como lucí, como me estoy preparando, no hay break para nadie”, dijo Díaz (26-2, 16 KO) momentos antes de abordar un avión rumbo a Orlando, Florida, donde reside con su familia.

Los promotores saben que estoy dispuesto a pelear por el título mundial en las 122 libras contra quien sea”, agregó.

El púgil puertorriqueño estableció el jab temprano en la pelea y, además, concentró su ofensiva en los planos bajos de Sánchez. Díaz fue el agresor durante los 10 asaltos y se llevó la mejor parte durante los intercambios a distancia.

Sánchez lució confundido, desconcertado en descifrar la ventaja en velocidad de Díaz. A partir del séptimo asalto, Sánchez aceleró el paso e hizo la pelea a corta distancia donde fue más efectivo. Sin embargo, se alejó del plan, lo que permitió que Díaz mantuviera control del combate.

El barranquiteño, de hecho, lastimó a Sánchez con varios ganchos de izquierda y múltiples rectas de derecha que provocaron que el mexicano comenzara a sangrar por la nariz.

Después de 10 episodios, los jueces vieron el combate 98-92, 97-93 y 98-92, todos a favor de Díaz, quien conectó 116 golpes.

“Durante la pelea demonstré gran madurez sobre el ring y boxeo. Casi no cogí golpes, muy distinto a como era anteriormente donde hubiese tratado de tratar de conseguir el nocaut. Mantuve el plan que era boxear. En el último asalto, si le ponía más presión, lo noqueaba, pero sabía que tenía nueve asaltos ganados así que seguí lastimándolo para obtener la decisión”, explicó.

Christopher Díaz (izquierda) utilizó el boxeo para mantener a raya al rival Jason Sánchez. (Top Rank / Mikey Williams)

Díaz sostuvo que tomará unas semanas de descanso antes de regresar al gimnasio esperanzado de que puede volver al ring para el próximo agosto.

Con la pelea que hice, envíe un mensaje al mundo para que los 122 libras se preparen. Como lucí, como me estoy preparando, no hay break para nadie

-Christopher "Pitufo" Díaz / Boxeador

No me quiero adelantar, pero se aproxima un futuro bueno para mí y mi familia. Quiero bajar a 122 libras donde Emanuel Navarrete dejará vacante el título de la OMB para subir a las 126 libras, así que estoy disponible para quien sea. El futuro promete”, concluyó.