Ciudad de México. Al menos 22 personas resultaron heridas, incluidas dos de gravedad, durante los enfrentamientos entre aficionados, que obligaron a suspender el partido de la liga mexicana de fútbol realizado el sábado entre el Querétaro y el Atlas, informaron autoridades estatales.

El encuentro de la novena fecha del torneo Clausura estaba 1-0 a favor del Atlas, campeón vigente de México, a los 62 minutos, cuando estalló al menos un par de riñas en distintas zonas del graderío del Estadio Corregidora de Querétaro, ciudad ubicada 218 kilómetros al norte de la capital mexicana.

Los encargados de seguridad del inmueble abrieron las rampas de acceso de la tribuna hacia la cancha, para dejar que descendieran los aficionados que no se habían enfrascado en la pelea, incluyendo varias mujeres y niños. Las imágenes de televisión mostraron a algunos menores que buscaban refugiarse, entre lágrimas.

Los jugadores del equipo visitante huyeron de inmediato a los vestuarios junto con algunos más del Querétaro. Pero algunos otros integrantes del conjunto queretano, como el portero uruguayo Washington Aguerre, permanecieron en el banquillo y trataron de apaciguar a los rijosos.

Luego de unos minutos, varios aficionados que reñían en la tribuna invadieron la cancha, donde continuaron agrediéndose a puñetazos y patadas. Algunos utilizaron sillas, palos y barras metálicas para golpearse.

Fue posible ver por la TV que un aficionado desenfundó un cuchillo para recortar las redes de uno de los arcos. Otros destrozaron uno de los banquillos y algunos más pelearon en los túneles.

“Hasta el momento no se tiene reporte de personas fallecidas, 22 personas lesionadas, nueve de ellos trasladados al Hospital General y de estos, dos de ellos de gravedad”, informó la coordinación de Protección Civil del Estado de Querétaro. “El resto se encuentran estables. Cabe señalar que todos los lesionados son masculinos, y hasta este momento se tiene confirmado que cuatro son provenientes del estado de Jalisco”

Atlas juega en la ciudad de Guadalajara, capital de Jalisco.

“La #LigaBBVAMX reprueba y lamenta las acciones en el Estadio La Corregidora. En esta Liga se promueven los valores, la paz y el respeto”, informó la liga mexicana mediante un tuit. “El fútbol es un espectáculo que debe disfrutarse de manera familiar sin violencia ni discriminación”.

Poco después, el presidente del organismo, Mikel Arriola informó que el partido no se reanudaría en la jornada.

“Inadmisible y lamentable la violencia en el estadio la Corregidora de Querétaro. Se castigará ejemplarmente a los responsables por la ausencia de seguridad en el estadio”, escribió Arriola en su cuenta oficial de Twitter.

“No se reanudará el partido, estamos resguardando la seguridad de todos”, agregó el dirigente.

La sanción máxima que contempla el reglamento del fútbol local son cinco partidos de veto al estadio.

Esta es una de las escenas de la pelea dentro de las gradas.
Esta es una de las escenas de la pelea dentro de las gradas. (Sergio Gonzalez )

La Comisión Disciplinaria, que impone esas sanciones, anunció unas horas después que ya abrió una investigación por la batalla campal.

Aunque el resto de los partidos programados para el sábado se realizó, Arriola anunció por la noche que los encuentros previstos para el domingo están pospuestos.

“El resto de la jornada del día de mañana se suspende, obviamente tomando en cuenta la gravedad de la situación”, dijo el dirigente durante una entrevista con ESPN.

La barra del Atlas ha participado en hechos anteriores de violencia, tanto en las gradas del estadio Jalisco como en algunos otros escenarios.

Aficionados del Querétaro y del Atlas riñen durante un partido de la Liga MX, el sábado 5 de marzo de 2022, en el Estadio Corregidora de Querétaro. (AP Foto/Sergio González)
Aficionados del Querétaro y del Atlas riñen durante un partido de la Liga MX, el sábado 5 de marzo de 2022, en el Estadio Corregidora de Querétaro. (AP Foto/Sergio González) (Sergio Gonzalez)

Apenas el año pasado, en un clásico ante Chivas, el rival de Guadalajara, se desató una pelea en las tribunas del estadio Jalisco.

“Lamentable lo que está sucediendo en Queretaro, vergüenza que esté sucediendo esto en mi país”, escribió Rafael Márquez, ex capitán de la selección mexicana, quien debutó con los Rojinegros y ya retirado fue su dirigente.

Querétaro también tiene un historial de grescas protagonizadas por sus barras. Una invasión de cancha similar ocurrió en octubre del 2019, cuando se presentaron peleas en las tribunas entre hinchas de los Gallos Blancos con los del Atlético de San Luis.

En redes sociales circularon videos en los que se puede ver cómo algunos aficionados, presumiblemente del Atlas, yacen inertes, desnudos y ensangrentados en las inmediaciones del estadio, donde habría continuado la trifulca. Mientras, personas vestidas con camisetas del Querétaro celebran y se burlan alrededor de los lesionados.

Aficionados del Querétaro y del Atlas riñen durante un partido de la Liga MX, el sábado 5 de marzo de 2022, en el Estadio Corregidora de Querétaro. (AP Foto/Sergio González)
Aficionados del Querétaro y del Atlas riñen durante un partido de la Liga MX, el sábado 5 de marzo de 2022, en el Estadio Corregidora de Querétaro. (AP Foto/Sergio González) (Sergio Gonzalez )

La Liga MX informó que su comisario en la cancha y las autoridades de la ciudad de Querétaro, habían notificado que los lesionados fueron trasladados a hospitales cercanos. Añadió que está a “espera del reporte oficial sobre su estado de salud”.

El gobernador del estado de Querétaro, Mauricio Kuri, condenó los incidentes y aseguró que “la empresa propietaria de Gallos deberá responder por los hechos. He dado instrucciones para que se aplique la ley con todas sus consecuencias”.

El mandatario estatal dijo que se reuniría con los encargados de seguridad pública y del gobierno municipal para encontrar responsables.