La Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) ha puesto en marcha un proyecto que busca delinear un modelo de juego que represente la cultura e idiosincrasia del país.

El plan, titulado “Diseño e implementación del modelo de juego nacional”, es trabajado por los departamentos de Desarrollo Técnico y de Selecciones Nacionales de la FPF, con el apoyo de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

Para realizar este estudio, se contará con seis grupos de personas ligadas al fútbol puertorriqueño que se reunirán de forma presencial. De hecho, la primera sesión de discusión se celebró el sábado, 5 de septiembre.

“Concacaf nos trazó la ruta de las mejores alternativas para crear un modelo de juego sustentable y que represente la cultura y la idiosincrasia del país”, explicó -en declaraciones escritas- Maximiliano Torlacoff, director del Departamento de Desarrollo Técnico de la FPF y organizador del proyecto.

“Siguiendo los lineamientos de la Concacaf en relación con el modelo de juego del país, y para buscar el ADN del país, en la Fase 1 se agruparán 36 personas en seis diferentes grupos, entiéndase padres de jugadores, árbitros, exjugadores, jugadores actuales, entrenadores referentes, entrenadores nuevos y apoderados. Cada grupo contestará un cuestionario y debatirán sobre los temas propuestos. Cada sábado serán dos grupos por separado”, agregó Torlacoff.

El técnico apuntó que este proyecto los ayudará a revaluar “nuestro modelo de juego y lo que ya tenemos, para complementarlo con los datos del análisis que tengamos ahora”.

“El modelo podrá cambiar 180 grados, o podrá cambiar 20 o 25; dependiendo lo que nosotros evaluemos y analicemos en este proyecto, que nos va a dar los datos para plasmar una idea de juego dentro de la cancha e identificar perfiles de jugadores con mayor efectividad”, agregó.

Torlacoff dijo que el programa está divido en tres fases: análisis de cultura, análisis de grupos de interés y análisis de la información. La primera fase comenzó con las reuniones del 5 de septiembre.

En la segunda fase, se citarán a los representantes asignados de cada grupo para discutir los hallazgos de las reuniones de los grupos de interés y para sacar conclusiones.

Con todas las respuestas, un grupo de expertos analizará los resultados en lo que se conocerá como la fase 3. Este conjunto estará conformado por siete personas: un integrante del Departamento de Desarrollo Técnico, tres integrantes del Departamento de Selección Nacional y tres recursos externos seleccionados por su grado de pericia. Estos últimos podrán ser un psicólogo, sociólogo o un entrenador. Con el análisis de estos datos, la FPF espera tener una idea más clara de lo que es la cultura y como puede afectar o beneficiar el modelo de juego nacional.