El veterano periodista Luis Rigoberto Varela Solar, que por décadas ejerció el periodismo en la Isla en agencias, prensa escrita y radio, ayudando a forjar así a otras generaciones de comunicadores, falleció el martes a las 7:09 p.m. a la edad de 82 años.

Varela, nació en Colón, Matanzas, Cuba, en el 1938, pero se describía como ponceño, según recordó uno de sus amigos y de su familia, Rei Millán. Este indicó que la muerte le sobrevino como consecuencia de complicaciones tras una operación relacionada a un cáncer.

“Luis representa el ejemplo a seguir tanto en el periodismo deportivo radiofónico como en la investigación combativa de prensa escrita. Siempre lamentaba que no se investigara más en el periodismo deportivo porque había miedo y conflictos de interés”, recordó Millán.

Luis Varela

“Tenía claro el objetivo del periodista y del periodista deportivo. Era honrado, honesto, combativo y una persona que no tenía miedo de hacer la pregunta necesaria ni de debatir con las personas de poder”, agregó Millán, recordando los intensos debates que tuvo Varela con figuras como Germán Rieckehoff Sampayo, expresidente del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR), y con el expresidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, Osvaldo Gil, también expresidente del COPUR.

Según Millán, Varela comenzó en el periódico El Debate de la Pontificia Universidad Católica de Ponce. Luego fue reclutado para Católica Radio por José Enrique Ayoroa Santaliz, de quien heredó el espacio radial luego de su renuncia.

Recordado por su Trinchera Deportiva, este mantuvo programas radiales en la mañana y en horas del mediodía. Además, laboró para el periódico El Día y para la agencia noticiosa The Associated Press. El estudio principal de Católica Radio lleva su nombre y su programa mañanero se extendió a lo largo de cinco décadas.

Otro que conoció a Varela, Raymond Pérez, ex editor deportivo de El Nuevo Día, también tuvo palabras de elogio para el ser humano que fue y la carrera que llevó Varela.

“Era un periodista noble y respetuoso sin dejar de ser incisivo. Como reportero de agencia cubría de todo, pero su gran amor era el periodismo deportivo. Y su otra pasión lo fue su programa radial”, expresó Pérez, actualmente integrante del programa radial La Descarga.

Pérez destacó que en el programa de Varela “había espacio para todos. Con la misma pasión informaba del deporte profesional, universitario, escolar, comunitario y hasta de un día de juegos familiar. Su creatividad linguística no tenía límite y su don de gente tampoco”.

“Me consta que amó a su Cuba, a Puerto Rico y a Ponce, sin miramientos. Puerto Rico sin duda le debe a Don Luis R. Varela”, finalizó Pérez.

No se han hecho anuncios sobre los arreglos fúnebres.