La primera encomienda de Héctor Berrios en su regreso a una competencia federativa no fue sencilla. El tenismesista puertorriqueño tuvo que enfrentar al estadounidense Kanak Jha, segundo sembrado en la Copa Panamericana ITTF 2020 que se lleva a cabo en el coliseo Mario “Quijote” Morales en Guaynabo.

Jah demostró por qué es uno de los mejores exponentes del tenis de mesa en América con una cómoda victoria sobre Berrios en cuatro parciales con anotaciones de 11-3, 11-6, 11-7 y 11-4 para adelantar a la ronda de cuartos de final.

La estrategia del joven estadounidense fue limitar los rallies y, a su vez, aprovechar los servicios cortos de Berrios.

“Estaba un poco emocionado y sentía poco de presión porque es un escenario al que no estoy acostumbrado ahora país está más pendiente a nuestro deporte”, reaccionó. “Fue un escenario un poco nuevo para mí, pero di lo mejor ante un contrincante de calibre mundial”.

Berrios considerada su participación otro paso hacia retomar su carrera en el tenis de mesa luego de un retiro de dos años. Durante ese tiempo, se dedicó a desarrollar un club de tenis de mesa como entrenador.

“Había estado retirado después de la medalla en los Juegos Panamericanos en Toronto. Ahora entre jugador y coach porque estoy desarrollando jugadores. Por eso me tomé dos años. El año pasado vine como fanático para apoyar a los muchachos y fue algo que me cogió de sorpresa”, relató.

Berrios indicó que acudió a una eliminatoria e hizo el equipo nacional.

Héctor Berrios no encontró la fórmula para vencer a Kanak Jha en el paertido del viernes de la Copa Panamericana. (Gerald Lopez Cepero / Staff)

“Fui al Campeonato del Caribe, llegué hasta la final y clasifiqué para la Copa Panamericana. Me di la oportunidad, aunque estaba retirado y hacer un comeback en este escenario contra jugadores de calibre mundial era un poco difícil, pero lo acepté”, sostuvo. “Seguiré jugando porque esto me apasiona mucho”, concluyó.

En la siguiente ronda, Jha enfrentará al mexicano Marcos Madrid.