La utuadeña Adriana Díaz revalidó este domingo como campeona de la Copa Panamericana de Tenis de Mesa al vencer 4-2 a la estadounidense Lily Zhang en la final del evento que por segundo año se celebró en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales.

En un duelo de alto nivel en el que Díaz fue animada por miles de fanáticos que se congregaron en el recinto para verla jugar, la boricua consiguió derrotar a Zhang por tercera ocasión en su carrera pero primera en tres salidas.

El juego por sets terminó por marcador 11-4, 11-2, 12-10, 7-11, 9-11 y 11-8. Más de 4,000 personas estuvieron presentes en el recinto para alentar el juego de la querendona de Puerto Rico.

Adriana Díaz se lanzó al piso a celebrar la victoria mientras más de 4,000 personas la aplaudían y vitoreaban. (Juan Luis Martínez Pérez)

“En un momento me dije ‘Es ahora o nunca y lo di todo’. Hubo puntos súper largos y ella hacia jugadas increíbles. Eso me preocupaba porque me dije ‘Lily no se está rindiendo’ Pero pensé cosas positivas y saque las negativas, porque llegaron como le pasa a todos los atletas. La parte del aspecto mental lo hice muy bien. A Puerto Rico… muchas, muchas, muchas gracias. Creo que soy la persona más feliz del mundo ahora mismo . No hay nada mejor que tu país te apoye y para mí Puerto Rico lo es todo y siempre me apoyan”, dijo Díaz.

La boricua abrió el partido como si hubiese tenido mejor suerte contra la estadounidense en el pasado. Ambas se habían enfrentado previamente en cuatro ocasiones y Zhang venía de ganar los últimos dos. Pero Díaz arrancó confiada y abrió ganando 8-3 ante una Zhang que falló mucho y miró a su entrenadora para respuestas. Igualmente en el segundo set, Díaz dominó desde ambos lados de su juego. Atacó con su forehand efectivamente y defendió los ataques de Zhang para terminar ganando los puntos por errores de la estadounidense. El punto que colocó el parcial 9-2 fue un espectáculo defensivo para la boricua y para el público.

Creo que soy la persona más feliz del mundo ahora mismo . No hay nada mejor que tu país te apoye y para mí Puerto Rico lo es todo".

-Adriana Díaz

Zhang lucía desenfocada. Incluso, en varias ocasiones, hasta falló el lance de la pelota por el árbitro.

Díaz volvió a salir dominando en el tercer set, ésta vez por 5-0. Mantuvo la pelota viva para que Zhang cometiera errores en su intento por acabar los puntos. La ventaja llegó a ser de 8-2. Aunque perdió, Zhang terminó jugando mejor.

Con ese mejor ritmo, Zhang sacó el cuarto set que la boricua ganaba 7-6, así como el quinto que Díaz ganaba 8-7. En ambos sets, la estadounidense ganó los puntos largos ante la boricua que parecía querer acabarlos temprano.

Porque había jugado a siete sets su semifinal de la mañana, Díaz necesitaba cerrar el partido antes de llegar al máximo y eso hizo. Tras un empate a 8-8, Diaz llegó a la meta con un servicio que Zhang dejó en la malla.

La boricua arrancó el juego final con mucha fuerza.

La boricua había adelantado a la final en la tarde del domingo al vencer 4-2 a la estadounidense Yue Wu, quien estuvo al frente 1-0 y 2-1 en sets. La jugadora de origen asiático además estuvo ganando por 5-2 en el sexto parcial.

Zhang, por su parte, pasó a la final con una victoria el domingo en la mañana ante la canadiense y finalista en la Copa Panamericana del 2019, Mo Zhang.

Díaz sumará 1,500 puntos para el ranking y se clasificó con su pase a la final a la Copa del Mundo 2020.

La boricua que la semana fue clasificada como la vigésima sembrada del mundo de la Federación Internacional de Tenis de Mesa, además cobrará $3,000 por su victoria.

Mientras, en la final masculina el brasileño Hugo Calderano también repitió como campeón al derrotar a su compatriota Gustavo Tsuboi por final 4-1 y parciales de 11-3, 11-5, 11-13, 11-3 y 11-6.