La soga anudada a manera de horca que se encontró en el puesto de Bubba Wallace en el garaje de un autódromo estaba ahí al menos desde octubre, aseveraron ayer las autoridades, que descartaron por lo tanto la presentación de cargos por este incidente que conmocionó a la Nascar y a su único piloto negro.

El fiscal federal Jay Town y el agente especial del FBI a cargo de este caso, Johnnie Sharp Jr., dijeron que una investigación determinó que “si bien se sabe ahora que el dogal estaba en el puesto número cuatro del garaje en 2019, nadie pudo haber sabido que el señor Wallace sería asignado a ese puesto la semana pasada”.

Un miembro del equipo de mecánicos de la escudería Richard Petty Motorsports descubrió la soga el domingo, en el Talladega Superspeedway, durante una carrera de la Cup Series.

Las autoridades de la NASCAR fueron alertadas del hallazgo y se comunicaron con el FBI, que envió a 15 agentes a la pista para investigar. Los agentes determinaron que no se cometió un delito federal.

El comunicado de las autoridades explica que el puesto en el garaje fue asignado a Wallace la semana pasada, antes de la carrera programada para el domingo, que sin embargo se pospuso al lunes debido a la lluvia.

Mediante vídeos confirmados por la Nascar se descubrió que la cuerda “estaba en ese garaje incluso desde octubre de 2019”.

Las agencias informaron que las evidencias no respaldan por lo tanto la presentación de cargos federales. La Nascar indicó que una verificación de los otros puestos en el garaje indicó que el de Wallace era el único en el que había aparecido una soga con un nudo de horca.

Dos semanas atrás, Wallace había presionado con éxito a la Nascar para que prohibiera el uso de la bandera confederada en sus sedes. Algunos fanáticos de la Nascar han criticado la medida, y las autoridades reforzaron las medidas de protección para Wallace, de 26 años y originario de Alabama, quien durante el último mes ha usado una camisa con la leyenda: “No puedo respirar”.

La frase hace alusión a la muerte de George Floyd, el ciudadano negro que murió cuando un policía blanco le presionó el cuello con una rodilla, ignorando sus súplicas de que se le permitiera tomar aire.

En el marco de las protestas generalizadas que provocó esa muerte, Wallace hizo su petición sobre las banderas confederadas, consideradas por muchos un emblema del racismo y la esclavitud.