La Federación Puertorriqueña de Natación corrigió el martes la información sobre la supuesta muerte del estadounidense residente en Puerto Rico, Harry Hauck, propulsor de las modalidades de polo acuático y aguas abiertas que compiten en este deporte en la isla.

Según el comunicado enviado por el ente federativo el lunes pasado, Hauck había fallecido el sábado a los 91 años.

“La Federación Puertorriqueña de Natación está de luto por la pérdida de Harry Hauck, propulsor del polo acuático en Puerto Rico”, lee la breve misiva.

El organismo también publicó la noticia en sus cuentas de redes sociales.

harry hauck
harry hauck

Uno de sus hijos, Jason, confirmó a este medio que su padre continúa con vida aunque se encuentra en cuido de hospicio. Agregó que quien sí falleció recientemente fue su madre, hace una semana y media, noticia que pudo haber provocado la confusión en las informaciones.

Jason exhortó a la comunidad deportiva y al público general a aportar a una cuenta de GoFundme para ayudar a preservar el legado de su padre.

Durante la noche del martes, el presidente de la Federación de Natación, Fernando Delgado pidió disculpas, por el malentendido.

“Nos llega la información que Harry no ha fallecido y que afortunadamente continúa con vida, pero muy, muy delicado de salud. Dialogamos con su hijo Jason, a quien dentro de la conversación le pedimos disculpas por la información que nos suministraron varios médicos, y nos pidió apoyo para correr con los gastos de su papá”, indicó Delgado , quien le dio el pésame a Jason y sus hermanos por la pérdida de su madre y esposa de Harry hace semana y media.

“Fue solo un mal entendido. No pasa nada con la familia. Agradecemos todo lo bonito que escribieron de mi papá. A mi papá le encantó el artículo, leído por uno de mis hermanos. Nadie en nuestra familia está molesto”, declaró, por su parte, Jason.

Hauck fue exaltado al Pabellón de la Fama el Deporte Puertorriqueño en el 1989 junto a luminarias como el golfista Juan ’Chichi’ Rodríguez, detalló la Federación.

Hauck, natural de Detroit, comenzó su actividad deportiva en Puerto Rico en el 1964 como entrenador de natación del hospedería Caribe Hilton en San Juan. Allí también fundó un equipo de polo acuático. Para los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 1966 fue el entrenador nacional de polo de Puerto Rico, a lo que dio continuidad en los Panamericanos de Cali 1971.

Se le considera al padre del polo acuático en Puerto Rico, que ha sido medallista en Juegos Centroamericanos y del Caribe y que ha producido jugadores y técnicos internacionales como Carlos Steffens y Manuel de Jesús, respectivamente.

“Sin dudas, con toda la gente que he hablado, con los compañeros que conocen la historia, lo señalan como el padre del polo acuático en Puerto Rico”, dijo Delgado.

De Jesús fue entrenado por Hauck en polo acuático en la década del 1970 para las selecciones nacionales de menores. Recuerda al coach como apasionado y exigente

“Nos llevaba a nadar a la isla de Icacos (este de Fajardo) en un botecito que él tenía. Él iba en su botecito y nos decía “síganme”. Nos ponía a nadar alrededor de Icacos mientras él iba en el botecito”, recordó De Jesús, quien es hoy asesor de la Federación y presidente de la Comisión de Polo Acuático de Centroamérica y el Caribe, además del nivel Panamericano.

Dos de sus hijos, Harry y Timothy representaron a Puerto Rico en polo acuático, recordó De Jesús.

Hauck también logró reconocimientos en Puerto Rico por nadar largas distancias en mares. Ese tipo de natación se le conoce competitivamente como ’aguas abiertas’ y es un evento olímpico.

Nadó desde St. Thomas a Ceiba. También cruzó en Canal de la Mancha junto a su familia y nadó interrumpidamente durante un mes bordeando a Puerto Rico. Hizo todos esos nados comprometido por la unión familiar, la condición física, la limpieza de las playas, entre otras causas.

“Fue un propulsor de las aguas abiertas”, dijo Delgado.

Hoy día, Puerto Rico tiene al ultranadador Joel Matos, quien en el 2016 cruzó de la isla británica Jost Van Dyke hasta Las Croabas en Fajardo.

Hauck, quien perteneció a los Navy Seals de Estados Unidos, también fue instructor de buceo en la Isla.