Aunque está convencido que el uso del fuete por los jinetes es necesario para el manejo de los caballos, el regulador del hipismo boricua, José Maymó Azize, dijo que su implementación se debe revisar en la Isla, esto en el contexto que en otras partes del mundo se sigue regulando su uso ante continuas presiones de entidades protectoras de animales en defensa del bienestar de los equinos.

“Es algo que estamos obligados a mirar", dijo Maymó Azize , quien supervisa el hipismo de parte del gobierno como director ejecutivo de la Comisión de Juegos del Gobierno de Puerto Rico, ante preguntas de Primera Hora.

El tema del uso del fuete ha sido discutido por años a nivel mundial en beneficio de los animales. La semana pasada resonó con una nueva reglamentación que adoptó la Comisión de Nueva Jersey mediante la cual, del 2021 en adelante, los jinetes en su jurisdicción solo podrán usar el látigo para endrezar la línea de carrera del caballo y evitar así que su vida y la del caballo corran peligro. Quedará prohibido azotar al caballo para exigirle un mayor desempeño. En síntesis, un caballo que esté corriendo en línea recta y fuera de la vaya interior no deberá recibir golpes en ningún momento.

Es algo que estamos obligados a mirar

-José Maymó Azize / Director ejecutivo de la Comisión de Juegos del Gobierno de Puerto Rico

La adopción de dicha regla en Nueva Jersey levantó oposición de muchos jinetes, incluyendo algunos boricuas que montan en ese estado. Los jinetes, cuyo portavoz ha sido el carolinense John Velázquez, dijeron que no consideran que el uso del fuete deba ser considerado un castigo físico al animal, por quienes sienten amor y celo. Agregaron que los fuetes han evolucionado con el paso del tiempo y cada vez causan menos impacto a un caballo.

Maymó Azize, quien es descendiente de una familia hípica, considera que el uso del fuete es necesario para la seguridad de los jinetes, ya que es un instrumento que le da dirección al ejemplar que comúnmente se carga hacia la valla o hacia afuera de la pista, corriendo peligro el animal y su piloto.

Pero cree en que la limitación del fuete no debe ser tan limitante como en Nueva Jersey. Agregó que también se puede considerar el uso del fuete menos impactante que existe en el mercado.

Un afortunado que selló su cuadro de $16 en una agencia hípica de Aguas Buenas, cargó con un 'poolpote' de $283,163.65.
En esta foto de archivo de una carrera en el Hipódromo Camarero, se ve a un jinete dando un fuetazo a su caballo. El uso del fuete, para algunos sectores, debe ser limitado solo para uso de dar dirección a los ejemplares y no para exigirle mayor entrega.

“Se puede llegar a un balance. Hay fuetes con unas especificaciones que diseñó Ramón Domínguez (exjinete venezolano). Se puede llegar a distintas cosas, como la limitación de la cantidad de veces que se le pega al caballo, lo que ya ocurre en otras jurisdicciones", dijo.

Se considera excesivo el uso del fuete cinco veces corridas contra el caballo que corre en línea recta o su uso sobre el caballo que no tiene oportunidad de victoria o que tiene la carrera ganada. El jinete boricua Héctor Díaz, hijo, dijo desde Nueva Jersey que en su caso, por ejemplo, usa el fuete no más de dos veces corridas antes de esperar la reacción del caballo.

Por otro lado, hay fuetes construidos de tal forma que hacen más ruido que impacto.

En Puerto Rico también está permitido el uso de espuelas en los jinetes con el mismo fin de los foetes, dijo Maymó Azize. Los jinetes pueden llevar espuelas en sus botas.

Ese uso, dijo Maymó Azize, también tiene que ser revisado.

El funcionario detalló que entidades preocupadas por el bienestar de los animales han tocado a su puerta solicitando la regulación de esos instrumentos en la hípica. Los acercamientos ocurrieron antes de que la Comisión de Nueva Jersey impusiera nuevas reglas, dijo.

Kelley Amanda Stobie posa aquí junto a Fenway Slugger, uno de los ejemplares abandonados a su suerte en las cuadras de Camarero tras el paso del huracán maría. (andre.kang@gfrmedia.com)
Kelley Amanda Stobie posa aquí junto a Fenway Slugger, uno de los ejemplares abandonados a su suerte en las cuadras de Camarero tras el paso del huracán María.

“Ha habido acercamiento de personas en Puerto Rico. La Caribbean Thoroughbred Aftercare es uno, así como otros animal lovers", señaló.

La Caribbean Thoroughbred Aftercare es una entidad con base en Río Grande que cuida y rehabilita a caballos de carreras luego de retirados de las pistas. En el 2018 fue reconocida en los premios Eclipse por su labor salvando caballos de las cuadras de Camarero en las primeras horas post el paso del huracán María.

Una de las socias de la Caribbean, Kelly Ann Stobie, dijo que fue Maymó Azize quien se le acercó para consultarle sobre el uso y las distintas fabricaciones de fuete.

Por su parte, Stobie dijo que el fuete es de uso común en los caballos, que ella misma utiliza uno liviano, distinto al de los jinetes, para darle dirección a los caballos que llegan a su cuido luego de retirados.

Pero dijo que no está de acuerdo con el uso excesivo en los caballos, lo que ocurre en ocasiones en Camarero.

“Si el caballo está vago, hay que moverlo, despertarlo. Pero el fuete no es para darle demasiado al caballo", dijo.