Las cotidianidades en los gimnasios privados y públicos están regresando de manera paulatina después de tres meses sin poder recibir a sus socios como medida preventiva por la pandemia del COVID-19.

Durante las pasadas semanas, los 12 locales Planet Fitness en Puerto Rico fueron preparados para cuando se concediera la reapertura mediante la orden ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez Garced. Los empleados fueron adiestrados para que conocieran al dedillo los protocolos de salubridad para cuando los miembros visiten sus establecimientos para ejercitarse.

Keishla Tejedor, gerente regional de la franquicia Planet Fitness, explicó las guías que fueron establecidas para velar por la seguridad de los visitantes y, a su vez, los empleados.

“Uno de los controles será en la puerta, donde uno de los empleados estará verificando que los socios estén usando una mascarilla al entrar y llevar un conteo para saber que contamos con la capacidad necesaria dentro del gimnasio”, compartió.

Asimismo, Tejedor explicó que 20 empleados darán constantemente rondas para desinfectar las áreas de uso frecuente.

Uno de los controles será en la puerta, donde uno de los empleados estará verificando que los socios estén usando una mascarilla al entrar y llevar un conteo para saber que contamos con la capacidad necesaria dentro del gimnasio

-Keishla Tejada

“Nos distinguimos por ser un gimnasio donde siempre estamos limpiando. Se nos hará un poco más fácil añadir esas tareas extras de limpieza. Nos tenemos que cuidar nosotros y a nuestros socios que son los más importantes. Todo lo que sea tocado será limpiado en rondas de 15 minutos”, sostuvo la joven.

Como medida para promover el distanciamiento social, una trotadora y una máquina elíptica permanecerán fuera de servicio alternadas con una disponible para el uso.

La orden ejecutiva estipula que los locales solamente podrán recibir el 50% de la capacidad. Eso significa que el espacio del Planet Fitness ubicado en Guaynabo estará limitado a recibir a 180 personas simultáneamente.

“La capacidad de cada gimnasio varía según los pies cuadrados, pero los estamos limitando a un 50% según la orden ejecutiva”, dijo. “No estamos poniendo una limitación de tiempo, pueden venir totalmente normal porque cumplimos con la capacidad”.

Los visitantes podrán disfrutar de las facilidades desde las 6:00 de la mañana hasta las 10:00 de la noche de lunes a viernes. El horario de los sábado será de 7:00 a.m. a 7:00 p.m. (Ramon "Tonito" Zayas / Staff)

Por el momento, la zona de las duchas para los socios estará cerrada.

“No están disponibles porque el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) detalló en la Carta Circular que los baños deben estar cerrados”, mencionó Tejada.

Por otro lado, el gimnasio Félix Pagán Pintor ubicado en Guaynabo, nuevamente recibirá a boxeadores aficionados y profesionales a partir del 17 de junio.

“Desde las 7:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde podrán venir hasta seis aficionados, cada cuál separado. Podrán entrenar en las áreas designadas evitando el contacto. Si pueden traer sus propios equipos, mejor, porque así se encargan de limpiarlos y desinfectarlos”, explicó Alfonso Uri Ramos, técnico del gimnasio que administra el excampeón Iván “Iron Boy” Calderón.

Los púgiles profesionales podrán asistir mediante citas coordinadas con Calderón para evitar que se aglomeren en el local.

“Anticipamos que para julio se estará normalizando para poder operar en el horario regular”, concluyó Ramos.