Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Héctor “Picky” Soto rompe el silencio

02/03/2010 |
Héctor “Picky” Soto compartió con el pelotero Carlos Delgado en la ceremonia de colocación de la primera piedra del edificio de expansión del Hospital San Jorge. (Primera Hora \ Gabriel López Albarrán)  

Tras casi cuatro meses de silencio hermético, ayer, finalmente, Héctor “Picky” Soto explicó por qué no cumplió con el contrato que firmó para reforzar al club turco Arkas Spor.

El rematador de la Selección Nacional dijo que los problemas de salud por los cuales atraviesan su padre y uno de sus hermanos le hicieron tomar la decisión de quedarse en la Isla y no cumplir el contrato que firmó con el Arkas Spor para el 2010. Soto ha estado en Puerto Rico desde el 18 de octubre de 2009, día en que la Selección Nacional concluyó su participación en el XXI Campeonato Continental Norceca en Bayamón.

Las negociaciones para liberarse del contrato no le permitieron hablar sobre la situación, hasta ahora.

“Tanto mi papá como mi hermano del medio (ambos de nombre Héctor), atraviesan por problemas de salud, lo que me hizo repensar todas las cosas, si la prioridad era seguir con mi carrera o quedarme y dedicarle más tiempo a mi familia. Obviamente, me decidí por la familia. Ésa fue la razón principal”, sostuvo Soto a Primera Hora.

Según explicó, su padre fue diagnosticado dos años atrás con un padecimiento cardiaco que ha requerido de varias angioplastias. De igual manera, a su hermano del medio también le encontraron, dos meses atrás, el mismo padecimiento cardiaco del cual sufre su padre y ya le practicaron su primera angioplastia.

“A mi papá ya le han hecho varias angioplastias y seguía regresando el problema. Uno, como hijo, se preocupa y no quiere que pasen cosas malas. Preferí estar cerca a estar lejos. Gracias a Dios ahora está bien y se han mantenido estables. Se sienten bien y estamos contentos”, subrayó el jugador opuesto.

Aunque su decisión fue de índole familiar, Soto dijo que el cansancio físico también tuvo peso en su decisión.

“Físicamente ya no era fácil. Todos saben la carga que tengo cuando vengo los veranos con la Selección. El cansancio físico también pudo haber tenido su peso, pero como te digo, la razón principal fue la salud de mi familia”, resaltó Soto.

Soto admitió que la experiencia le hizo poner en perspectiva sus prioridades.

“Al principio fue algo chocante, pues uno nunca sabe con los problemas del corazón. Yo siempre me crié pensando que mi papá era indestructible. Que yo recuerde, nunca había visto a mi viejo ir al hospital. No quería que fuese a pasar algo grave y yo estuviese lejos”, destacó el jugador.

De la misma forma, Soto agradeció al Arkas Spor por entender su situación.

“Cerramos bien y las puertas están abiertas para el futuro. Mejor no se pudieron haber comportado. Entendieron la situación y yo también entendí por lo que ellos estaban pasando, y se llegó a un acuerdo”, dijo.

Soto seguirá atado contractualmente al Arkas Spor hasta el 30 de mayo. No obstante, el jugador añadió que puede entrenar y jugar con la Selección sin problema alguno.