Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Mets pasan a la final de la LVSM

Por José Ayala Gordián 12/07/2015 |10:44 p.m.
Los Mets ahora chocarán contra los Gigantes de Carolina por el campeonato de la LVSM en serie que comenzará el viernes, desde las 8:00 p.m., en el coliseo Mario "Quijote" Morales. ([email protected])  
Guaynabo derrotó a los monarcas Capitanes de Arecibo en cuatro parciales.

Arecibo. No había otra manera en la que la temporada 2015 del Voleibol Superior Masculino (LVSM) podía terminar para los Capitanes de Arecibo y los Mets de Guaynabo.

Protagonistas de una agria y altamente competitiva rivalidad desde el 2012, ambos bandos muestran lo mejor de sí cuando se enfrentan. Sin embargo, esta noche el resultado favorable fue para los subcampeones Mets, quienes derrotaron a los monarcas Capitanes en cuatro mangas de 25-27, 25-17, 25-16 y 25-19 para clasificar a su cuarta final consecutiva y acabar con el reinado del sexteto arecibeño.

Arecibo dejó la vida en la superficie de juego del coliseo Manuel "Petaca" Iguina en busca de extender la semifinal A al máximo de siete desafíos, pero los Mets tiraron un juego sólido que les dio el pase finalista con un saldo positivo en la serie de 4-2. Los Mets ahora chocarán contra los Gigantes de Carolina por el campeonato de la LVSM en serie que comenzará el viernes, desde las 8:00 p.m., en el coliseo Mario "Quijote" Morales.

"Es un sentimiento especial, en particular este año, por todas las circunstancias. Jugamos en desventaja contra todos los equipos al no tener un refuerzo y todos los jugadores tenían que aportar todas las noches. Los preparamos para situaciones como esta, en donde tuvimos lesiones como la de Ángel Pérez y Eddie Rivera, para que los que vinieran hicieran el trabajo y se mantuviera el nivel", indicó el dirigente de los Mets, Javier Gaspar.

Guaynabo no fue el único que sufrió bajas, pues el acomodador nacional Edgardo Goas realizó un esfuerzo titánico al jugar con visible molestia en su lastimado tobillo izquierdo, el cual se torció en el tercer desafío. Arecibo tampoco tuvo a Héctor "Picky" Soto por una lesión de talón. Y aunque los Mets mantuvieron control del set inicial, dos tarjetas rojas, una a Juan Vázquez y otra al banco de Guaynabo, le dio a los Capitanes delantera de 21-19. Guaynabo igualó a 24 y a 25, pero malla de Dimar López y bloqueo de Roberto Muñiz le dio a Arecibo la primera manga, 27-25.

Los Mets, no obstante, desplegaron todo su poderío ofensivo en la segunda vuelta y construyeron ventaja de 16-11, rumbo a ganar el episodio cómodamente, 25-17. El tercer set fue más abierto aún a favor de los subcampeones al abrir una brecha de 16-8 que pareció desinflar el espíritu de los locales. Pese a que perdieron el tercero, 25-16, Arecibo cerró con buen ritmo, el cual llevó al cuarto parcial.

Liderados por Juan Figueroa, los Capitanes se fueron de tú a tú contra Guaynabo y se acercaron en el pizarrón, 19-18, con ataque de Roberto Muñiz. Sin embargo, un error de los Capitanes puso a los Mets en la delantera, 20-18. El técnico capitán David Alemán entonces lanzó una frase que se tornó profética; "¡éste es el side-out!". Sin embargo, Muñiz falló en devolverle el momentum a los Capitanes al errar el remate, pifia que le dio a Guaynabo delantera definitiva de 21-18. Arecibo no se recuperó y los Mets ganaron el set, y el partido, 25-19.

"Si hubiésemos tenido a todo el personal saludable y completo, yo entiendo que el equipo de nostros era para llegar a la final. Edgardo hizo el esfuerzo hoy, y aunque estaba cojo, él quiso jugar y hay que admirarlo por eso. Pero hay que darle crédito al equipo de Guaynabo que realmente jugó muy bien, y al acomodador Randy Ramírez que, aparte de acomodar bien, bloqueó bien", dijo Alemán.

Sequiel Sánchez fue el mejor por los Mets al totalizar 23 puntos, seguido por Pablo Guzmán con 22 tantos. José Cáceres marcó 16 unidades por los Capitanes.

Regresa a la portada