Voleibol cubano abre las puertas a la reintegración de sus atletas desertores

Por Fernando Ribas 08/01/2019 |07:22 p.m.
Tras años de vislumbrar esa reintegración, el proceso es una realidad próxima. (Suministrada)  
Ya tiene el compromiso de dos de sus jugadores en el extranjero para volver a jugar con el equipo en busca de clasificar al sexteto a las Olimpiadas Tokio 2020.

Lima, Perú. El voleibol cubano y sus jugadores activos en ligas internacionales han reunido fuerzas nuevamente y, tal vez, abrirán las puertas para que otros deportes de la mayor de las Antillas hagan lo mismo.

Cuba ya tiene la aprobación de la Federación Internacional de Voleibol para volver a reintegrar dos jugadores que dejaron la selección nacional y se convirtieron en estrellas internacionales en las ligas del mundo.

Tras años de vislumbrar esa reintegración, el proceso es una realidad próxima.

“Se han dado unos buenos pasos, importantes. Si se dan en un futuro inmediato será muy importante para el voleibol cubano”, dijo el dirigente de Cuba, Nicolás Vives, en estos Panamericanos. “Se ha esperado años por esto. Todo el que quiera jugar con Cuba, bienvenido”.

Vives confirmó que los estrellas internacionales Roberlandy Simón y Maikel Sánchez son los jugadores que jugarían nuevamente con la selección cubana en busca de regresar a los Juegos Olímpicos en Tokio 2020.

“Son los que han decidido jugar, integrarse a la selección nacional. Hasta el momento son ellos”, dijo.

El vicepresidente de la Federación Internacional de Voleibol, el dominicano Cristóbal Marte, confirmó que el organismo aprobó la participación de Simón y Sánchez con Cuba. Detalló que Simón debutaría este año con la selección cubana en un evento en Colorado de la Confederación Norceca y que Sánchez lo haría en enero del 2020 en el segundo preolímpico internacional.

Luego de salir de Cuba, Simón se convertió en un estrella en las ligas de Italia y Brasil. Sánchez se ha radicado en Rusia. Ambos fueron parte de la selección cubana que prometía ser aspirante al oro olímpico para el ciclo del 2012 luego de ganar una medalla de plata en el Campeonato Mundial 2010. En ese grupo también estaban otros estrellas internacionales como Osmany Juantorena y Wilfredo León.

Juantorena y León se han nacionalizado para jugar con otros países. Juantorena jugó para Italia en la pasada Olimpiada y se espera que León debute con Polonia en este ciclo.

El ingreso de Simón y Sánchez a la selección cubana seguramente fortalecerá el voleibol cubano que sigue desarrollando atletas de nivel internacional indistintamente de la cantidad de jugadores que han salido de su equipo para ir a jugar en ligas internacionales con buenos ingresos de dinero.

La nueva sepa de Cuba, que está jugando aquí, le abre las puertas para el reingreso de quienes dejaron el equipo.

“Todo lo que sea para sumar al voleibol cubano para mi está bien. Los que estamos, los que por algún motive salieron, estamos trabajando para aumentar el nivel y volver a los planos estelares”, dijo el capitán de la selección cubana aquí Liván Osoria.

El plan del voleibol cubano hace pensar que otros deportes de la Isla le seguirán el paso al reintegrar atletas que han salido de sus competiciones nacionales tales como el béisbol y el baloncesto.

Cuba ha producido decenas de jugadores para el mundo en disciplinas como béisbol, atletismo, boxeo,  baloncesto, entre otros tantos deportes que desarrolla la isla. Decenas de atletas cubanos se han nacionalizado en otras naciones, mientras que otros solamente participan fuera de su país en ligas profesionales.

Vives los afirma así.

“Pienso que el deporte ha evolucionado mucho en estos tiempos con algunas situaciones que se nos han dado a nosotros. Pienso que todo lo que haga el país por mejorar el deporte es bueno”,dijo.

Regresa a la portada