Este miércoles, en la mítica cancha Carmen Zoraida Figueroa de Corozal, la gente que no sabe quién fue Elaine López se enterará cuando la exestrella de las Leonas Ponce le haga ‘swing’ al saque de honor.

La Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) anunció este martes que le dedica la tempoada 2020 de la Liga de Voleibol Superior Femenino a López. El reconocimiento oficial será este miércoles, durante la inauguración de las Pinkin de Corozal en la Zoraida Figueroa.

La ponceña, que se retiro del Voleibol Superior en el 2005, dijo sentirse honrada con la dedicatoria por la FPV.

“Es un honor y un orgullo bien grande, de verdad. ¿A quién no le gusta que le recuerden luego de tantos años? Se siente súper bien”, dijo en conferencia de prensa.

Elaine López comparte con José 'Picky' Servera, director de torneo del Voleibol Superior Femenino, durante la rueda de prensa del martes, (luisalcala del olmo)

López fue una destacada jugadora de las Leonas de Ponce, las Ganaderas de Hatillo y las Chicas de San Juan durante 16 temporadas. Debutó a los 13 años de edad. Fue parte del tricampeonato de las Leonas entre los 80 y 90 y se convirtió en una de las jugadoras más destacadas de Puerto Rico, reconocida por la fuerza de su ataque.

Pasadora, López concluyó su carrera con 2,242 puntos. Vale la pena señalar que apenas jugó cinco temporadas en la era del ‘rally point’. Hizo 1,832 defensas.

Fue la Jugadora Más Valiosa de la Liga en la temporada del 2000, cuando jugó para la acomodadora Lily Rojas, quien es ahora apoderada de las Pinkin de Corozal.

“En San Juan éramos Elaine y yo y el resto eran novatas. Le dije a Elaine: ‘todo el mundo sabe que te la voy a poner a ti. Lo que hay que hacer es que no sepan por donde te la voy a poner'. Inventamos y nos funcionó. Elaine fue la Más Valiosa ese año”, recordó Rojas.

También dio el salto al voleibol playero y fue parte del primer equipo que representó a Puerto Rico en esa modalidad. Eso fue en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Maracaibo 1998 junto a Sheila Conley. Llegaron en cuarto lugar.

Esposa, madre de dos hijos, López está alejada del voleibol, aunque dijo que comenzará a ir regularmente a los juegos. Al momento está dedicada a la administración de un gimnasio de ‘cross-fit’ que fundó en Dorado.

“Me mantengo haciendo ejercicios y tengo a los nenes. El chiquito está incursionando en el baloncesto y estoy para arriba y para abajo con ellos”, dijo.

“El (hijo) grande me salió surfer y el chiquito está en baloncesto. Mira que traté de que me salieran de voleibol; tienen la estatura. Pero en casa de herrero, cuchillo de palo”, agregó la hermana del expelotero de Grandes Ligas, Javier López.

López dijo que lo que más extraña del juego es el calor de la fanaticada.