Corozal. Las jóvenes Pinkin al menos regresaron a juego, en el partido que las Indias de Mayagüez dominaron desde el saque en la cancha Carmen Zoraida Figueroa.

Ese fue el partido que inauguró la temporada 2020 de la Liga de Voleibol Superior. Fue el primer partido de las Pinkin en siete años y seis temporadas de la Liga.

Mayagüez, que este año celebra su vigésimo aniversario de fundación, ganó 25-19, 25-14 y 25-15 con un juego de muchas más herramientas que las Pinkin, quienes regresan desde cero al Voleibol Superior Femenino.

Corozal usó sus dos colocadoras. Abrió con Yamaris Padilla y la reemplazó en el segundo set con Génesis Castillo. Padilla regresó a juego antes de que concluyera el segundo set y permaneció para el tercer set.

Su ofensiva estuvo limitada a las refuerzos Becky Perry y Lindsey Ruddins. Para el segundo set ambas estaban sintiendo la carga ofensiva y Mayagüez arrancó ganando 7-1 el parcial. Perry también tenía encima el peso de la recepción porque el servicio de Mayagüez la buscó con frecuencia.

Corozal buscó alternativas con las atacantes Ninoshka Vázquez y Yozualy Ortiz y la central Yamarilis Calderón.

De la siete titulares de Corozal, incluyendo la líbero, solo tres terminaron jugando en el cuadro, dos de las cuales fueron las importadas.

Perry y Ruddins se combinaron para 16 de los 23 ataques positivos de Corozal.

La cancha Carmen Zoraida Figueroa recibió a aproximadamente 700 fanáticos para el primer juego de las Pinkin desde el 2013. Por siete años y seis torneos, las Pinkin el Voleibol Superior estuvieron ausentes de Corozal.

La instalación no tuvo en uso su aire acondicionado, el que fue vandalizado luego del huracán María, dijo el alcalde de Corozal, Sergio Torres Torres. A falta de aire, cinco abanicos industriales fueron instalados para ayudar la circulación del aire.

El mejor momento de la fanaticada fue en el tercer set, cuando Ruddins convirtió con fuerza un contraataque por la cuatro que acercó al equipo 17-15 y sacó el tradicional coro “Vamos Pinkin’. El público también le dio a su equipo un aplauso al finalizar el juego. Pero el coro que no se escuchó fue el ‘Jiqui Jiqui’.

Lindsey Ruddins, de las Pinkin (14), remata ante la defensa de las Indias. (David Villafane/Staff)

Las Indias tuvieron muchas más armas que Corozal. Ferrer y Álvarez fueron las principales ofensivas, pero la acomodadora Gizzyan Gesualdo también tuvo a Gabriela Colón y a Mildrelis Rodríguez para combinar por las esquinas, así como a las centrales Shannon Torregrosa y Shelly Stafford para abrir el bloqueo de las Pinkin.

Mayagüez superó 39-23 a Corozal en ataques positivos.

Fue el primer juego para los dirigentes Javier Gaspar en uniforme de Mayagüez y para Ángel Pérez en el de las Pinkin. Fue, de hecho, el debut como dirigente de Pérez. Gaspar y Pérez fueron ambos destacados acomodadores como jugadores. El primero fue dirigente del segundo en los Mets de Guaynabo y en la Selección Nacional.

La opuesto Shirley Ferrer se desempeñó como esquina pasadora en las Indias. Ferrer está en su primera temporada en Mayagüez, en donde juega como opuesto la veteranísima Saraí Álvarez.