Stephanie Enright estaba buscando alternativas de generar ingresos fuera del voleibol y las encontró oportunamente.

La estelar voleibolista abrió el restaurante mexicano Takería en El Condado, el que le tiene como un balón perfectamente colocado para atacar, en términos voleibolísticos, en relación a un futuro fuera del deporte.

“Estoy enamorada del concepto, del local y de la idea, totalmente. Tenemos muchas cositas ricas auténticas mexicanas”, dijo Enright, quien abrió el negocio como inversionista con su socia mexicana Alejandra Lavalle.

Enright, de 29 años, sigue activa en el voleibol e inicia su negocio en un momento en que la Liga Superior de Puerto Rico fue cancelada por la pandemia. Enright juega aquí con las Criollas de Caguas.

Este septiembre, Enright parte para Italia para jugar en la Serie A1 con el club Bergamo que también contrató a la acomodadora boricua Natalia Valentín. De hecho, hace varios años Valentín comenzó un negocio con una línea de ropa deportiva.

Enright irá para su sexta temporada en el exterior. Ha jugado en Japón, Turquía, Azerbaiyán e Italia.

Y dijo que ya era tiempo de comenzar a mirar más allá del voleibol que le ha dado para vivir y que le sacó una beca para estudiar y jugar en la Universidad Metropolitana.

Stephanie Enright seguirá este septiembre activa como voleibolista a nivel internacional y, mientras, aprende sobre el negocio de restaurantes.

“Todo comenzó una noche buscándole trabajo a mi hermano. Conocí a Alejandra y se la referí a mi hermano. Ya yo tenía planes de querer abrir un negocio para reinventarme fuera del voleibol. Vinimos al local y me lancé con ella gracias a mi hermano”, reveló.

Takería abre de jueves a domingos durante la pandemia y espera operar a tiempo completo, incluyendo horario late night, cuando el gobierno lo autorice.

La pandemia ha coincidido con la vida deportiva y empresarial de Enright, quien dice ve el lado bueno del COVID-19.

La pandemia canceló la temporada 2019-20 que estaba jugando en Italia con el club Chieri. De allá regresó a Puerto Rico, en donde la pandemia también canceló el torneo Superior que era opción de trabajo para la esquina de las Criollas de Caguas.

Pese a lo que vivió Italia en la pandemia, sobretodo en el norte del país, Enright regresa a Italia sin miedo.

“Volver a Italia siempre me pone contenta. Italia a mí me encanta y el voleibol es de primer nivel. Espero que con Natalia (Valentín) nos vaya bien, y ojalá pueda representar esos colores bien”, dijo Enright del club que ha sido campeón de Italia y de Europa.

“No me da miedo porque tengo que seguir viviendo. Voy a tomar las medidas necesarias y evitar ciertas cosas. Pero la vida continúa. Hay que cuidarse, pero hay que seguir generando dinero”.

La esquina nacional Stephanie Enright (rematando) ocupa el cuarto puesto global entre las mejores anotadoras en la liga A1 italiana. (Suministrada)
La esquina nacional Stephanie Enright (rematando) ha jugado tres temporadasen la Serie A1 de Italia. (Suministrada)

Bergamo fue una de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Hay registros que un juego de fútbol de la Champions League en esa ciudad, entre el Valencia de España y el Atalanta de Italia en febrero, fue uno de los detonantes del COVID-19 en esa zona.

Empresarialmente, Enright tampoco ira para atrás ni para hacer la carrera en la acción de rematar el balón.

Enright dijo que la pandemia ha sido una bendición para el negocio por la cantidad de entregas por delivery que le ha dado a conocer a Takería.

“La gente nos ha conocido en la pandemia gracias al servicio que hemos dado. La pandemia nos dio a conocer”, dijo Enright del negocio que tiene como chef a Ivy Vázquez y que ubica en Calle Luisa, número 66, esquina con la Calle Vieques, cercana a la entrada al Condado desde proveniente del área de Santurce.