La actriz Emma Stone decidió sumarse a la lista de artistas que denuncian la desigualdad laboral entre hombres y mujeres que existe en Hollywood.

En una entrevista en la Rolling Stone Superbad denunció que en varias oportunidades, y cuando improvisaba un chiste durante un rodaje, sus líneas terminaban en boca de sus compañeros hombres.

"Hubo veces en el pasado en las que haciendo una película, me decían que no sumaba al proceso de filmar el estar aportando ideas u opiniones. Dudé si eso era porque era una mujer, pero hubo veces en las que improvisé chistes de los que todos se rieron, para luego dárselos a mis coestrellas masculinas", explicó.

Stone no quiso referirse a casos puntuales, pero sí contó que en el rodaje de "La La Land" (la nueva película que protagoniza junto a Ryan Gosling) tuvo mucha libertad para sumar sus ideas, algo poco habitual en la industria. Y con respeto a su entusiasmo por improvisar chistes y escenas, la actriz contó que podría considerar escribir un guión.