“La comunidad latina tiene mucho que ofrecer”.

El actor de ascendencia boricua Jeff Lima valora cada puerta que se abre en su interés por continuar destacándose en la actuación. Laborar en series como Chicago Fire (NBC) y Show Me a Hero (HBO) han contribuido a vivir por experiencia que vale la pena la determinación para mostrar su talento en un campo tan competitivo.

Pero cosechar logros como actor no es suficiente en su aspiración por dejar huella en la industria fílmica. Lograr que la población hispana cobre mayor notoriedad forma parte de su compromiso profesional.

“Pienso que nosotros le añadimos valor a América, pero no estoy seguro de que esa es la misma narrativa que recibimos de vuelta cuando los estudios grandes hacen historias sobre nuestras comunidades”, reflexionó el artista en entrevista telefónica desde Nueva York.

Audicionar para el estereotipo del chico de barrio que se mete en problemas fue la norma cuando comenzó a intentar abrirse camino. Querer cambiar esa tendencia fue una de las razones que lo motivó a crear en 2019 el Jeff Lima Production Award, que desde entonces cada año concede una beca de $10 mil a un estudiante del programa de cine de la Universidad de Nueva York (NYU), específicamente perteneciente al programa de tesis (tercer año en adelante) o graduado del programa en los últimos seis años. El premio va dirigido a trabajar un cortometraje que tenga un impacto positivo en la manera en que se proyecta a los latinos en la pantalla. Para este año, las propuestas deben ser sometidas hasta el próximo 21 de abril. El ganador será anunciado en mayo, y cuenta con dos años para crear el filme.

“Quizás este premio no me ayude a avanzar en mi agenda como actor, pero tendrá implicaciones en generaciones futuras y mi anhelo es que aun cuando yo no esté, esta beca continúe y se ofrezca para la comunidad de latinxs”, enfatizó.

“Mi esperanza es que podamos motivar a la comunidad latina”, enfatizó sobre sus intenciones el actor, quien observa que “detrás de las cámaras todavía hay una gran deficiencia”, y que se trata de “una industria que está dominada principalmente por la comunidad blanca”.

Jeff también anhela mayores puertas abiertas para productores y directores de la comunidad latina.

“Muchas oportunidades se dieron para representar al chico rudo y aprecio las oportunidades, pero hay que tener la valentía de entender que como actor y actriz latinx no tienes que aspirar a algo tan pequeño. Lo que he visto es falta de creatividad. Es una decepción”, reflexionó el actor nacido y criado en el vecindario de Spanish Harlem.

Su personaje recurrente “León Cruz” en la serie Chicago Fire ha sido una experiencia diferente en su resumé actoral.

“Es del Bronx, hermano menor de ‘Joe’ (Joe Minoso). En un momento dado, cuando vi el libreto, todo se veía como un estereotipo. Pero cuando se fue integrando, en el proceso los escritores reflexionaron sobre la evolución de las personas, así que tuvimos la oportunidad de presentar a un joven puertorriqueño que viene de Chicago, que tomó pobres decisiones, pero cómo su hermano va a su rescate y sirve como un ejemplo de un bombero que se ha superado. Ves a un personaje tridimensional”, destacó Jeff, quien recuerda cómo la actuación lo atrapó.

“Crecí en una familia de latinos que quería para mí una carrera más seria como ser abogado. Pero (actuar) es algo que siempre había querido desde muy jovencito”, compartió el actor, quien recordó cuando a partir de su sexto grado tomó cursos de artes escénicas.

“Mi debut (profesional) fue para un filme (Half Nelson) nominado para un premio Oscar. Me siento bendecido y eso fue suficiente para que mi familia aceptara que esto es lo que amo”. El artista agradece a la actriz Gina Rodríguez (Jane the Virgin) por ser un apoyo desde sus inicios, incluyendo en su rol en esta película.

“Le debo mucho a ella. Es un ejemplo perfecto a seguir. Ella me vio en una audición (cuando cursaba escuela superior) y me conectó con su agente y ahí empezó todo. Me pregunto dónde estaría si no la hubiera conocido, si no hubiera llegado esa película. Todo cayó en su sitio”, analizó Jeff, orgulloso del apellido Cepero que viene de su madre.

“Mi abuela fue la última persona que estuvo en Puerto Rico. Mi mamá nació en Nueva York. Son dos mujeres que tienen el crédito en mi crianza”, resaltó, y repasó la costumbre de asistir al Festival de la Calle 116, evento para celebrar la cultura y las tradiciones puertorriqueñas. “Recuerdo ir desde niño, el baile, la energía, la piña colada”, rememoró el artista vegano, quien disfruta de los pasteles.

“Encontré alguien en Nueva York que hace pasteles veganos de yuca y de masa, sin cerdo. Eso es perfecto para mí”. Para solicitar más información sobre el Jeff Lima Production Award, escribe a [email protected].