Realizar una película en medio de una pandemia puede ser una manifestación viva de realismo mágico. Hay que levantar “burbujas” de trabajo, e internar allí al cuerpo de talentos y técnicos, se tienen que realizar pruebas de COVID-19 constantes, se tiene que limitar el contacto físico, así que es una nueva forma de hacer cine que se acepta tal como se presenta, o se descarta.

La directora Paloma Suau aceptó el reto que le planteó el productor Rafael Abudo Massó de tomar un guion en octubre del 2020, traerlo a la actualidad -tanto en lo físico como en el texto-, y comenzar a darle vida en cámara durante este mes. Era la oportunidad que la cineasta puertorriqueña estaba añorando.

“Hace un tiempo estaba deseando que me llamaran como directora y yo no tener que producir, porque es bien complicado hacer las dos cosas, y estaba deseando que me llamaran para contratarme y hacer algo”, dijo Suau.

El guion, como se le presentó originalmente, no la conectó. Era una versión trágica de la novela “La dama de las camelias” (1848) que, para su fortuna, tuvo la libertad de transformar, trayéndolo a la actualidad en un contexto auténticamente puertorriqueño. De ahí nace “Las camelias”, una película que se desarrolla en un tiempo un poco más adelantado dentro la pandemia, conservando los matices del mundo original de la bailarina y prostituta “Margarita”, interpretada por Denise Quiñones.

“Es una obra clásica, pero estamos navegando un mar de clichés y quería ver de qué manera eso se transformaba en una especie de homenaje a algo que es parte de nuestra idiosincrasia, porque los clichés son reales y componen mucho de lo que nosotros somos, pero el reto era cómo navegarlo sin hacer una charrería, haciendo una buena película, y entonces dije, la única manera de esto es cambiarle el ritmo, modernizarlo y buscarle el humor a través de unos personajes interpretados por unos actores de primera, y crear estas relaciones dentro de ellos donde logremos este lenguaje que aunque lo estamos haciendo en serio, nos hace reír”, expuso la directora.

Componen el elenco Xavier Morales, Mickey Negrón, Anushka Medina, José E. Hernández, Salomé Monroig (hija de Glenn Monrig, hermana de Suau), Erick Rodríguez, Junior Álvarez, Carola García, Yan Collazo, Bryan Villarini, Luis O’ Farrill, Marian Pabón, Israel Lugo, Cristina Soler, Modesto Lacén, Cordelia González, Camila Monclova, Heyda Salamán, Braulio Castillo, hijo, y Alexandra Malagón, entre otros.

Paloma Suau dirige la película protagonizada por Denise Quiñones  junto a un elenco de primera.
Paloma Suau dirige la película protagonizada por Denise Quiñones junto a un elenco de primera.

“No se le falta el respeto ni a la muerte, ni el COVID, ni a todas las cosas serias que están pasando, ni a los amores imposibles, sino que dentro de la situación se hace de una manera que nos reímos, porque hasta en lo feo siempre hay cosas bonitas y en todo siempre hay humor”, reflexionó Suau sobre el mensaje optimista que busca dejar en el público.

“Si no sabes transformar la tragedia en algo que te puedas reír, vamos a seguir pillados, porque son tiempos bien difíciles”, expuso.

“Las camelias” parte del personaje “Margarita” (Quiñones), a quien el propietario del burdel, “Osman” (Junior Álvarez), le anuncia que en la noche les visitará un importante productor de televisión, lo que a ella le alimenta la ilusión de salir de ese ambiente para descubrir otro mundo. La misma noche llega al club “Armando Vidal” (Xavier Morales) para disfrutar de su despedida de soltero, y se da una confusión, muy propia de las comedias de errores, que da inicio a un triángulo amoroso entre estos personajes.

Con Denise trabajan Cristina Soler y Xavier Morales.
Con Denise trabajan Cristina Soler y Xavier Morales.

El personaje travesti “Rubí”, representado por Villarini, es un tributo de la directora al fenecido Antonio Pantojas, quien en su momento actuó “La dama de las camelias”.

“Otro accidente feliz”

Honrando el título de su más reciente documental, “El accidente feliz”, Suau habló con entusiasmo del contenido del proyecto hasta del trabajo en el set. El lunes completó la primera etapa de rodaje en la “burbuja” creada en Aguadilla y hoy comienza la segunda en San Lorenzo, que se extenderá por tres días. La última será de dos semanas en Aibonito.

“Ha sido maravilloso, hacía mucho tiempo que quería hacer un largometraje narrativo, ha sido completamente colaborativo”, compartió. A nivel cinematográfico está “jugando mucho” con lo sensorial, por lo que está combinando tiros largos de cámara con unas transiciones a planos cortos, cerrados.

Sobre el trabajo de escena con Denise, dijo, ha sido un deleite. Anteriormente la dirigió en el proyecto “Elena Santos”.

“El trabajo que está haciendo está tan fuera de serie en su caracterización... Es una persona de trabajo en equipo”, detalló.

Ambas tendrán su primera experiencia llevando una escena de sexo, una como directora y la otra como actriz. “Es un alivio tener una actriz principal que está jugando”.

En el plano técnico, “Las camelias” integra a Abudo Massó, producto ejecutivo; Yamara Rodríguez, productora, Willie Berríos, director de fotografía; Luis Edgardo Maldonado y Emilio Olabarrieta, arte; Tita Núñez, vestuario; Bryan Villarini y su equipo, maquillaje, y sonido, Margarita Aponte.

El rodaje terminará el 15 de marzo en San Juan.
El rodaje terminará el 15 de marzo en San Juan.

Los canciones de la película, “En boca de todos” y “Vamo’ allá”, son composiciones de Glenn Monroig, que serán interpretadas por Denise Quiñones y Salomé Monroig, respectivamente.

El rodaje terminará el 15 de marzo en San Juan.