Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Gilluis Fernando Pérez crea su camino artístico

03/23/2012 |
Desde hace dos años, el rostro del actor Gilluis Fernando Pérez está apareciendo cada vez con más frecuencia en trabajos teatrales, cinematográficos y televisivos.

Desde hace dos años, el rostro del actor Gilluis Fernando Pérez está apareciendo cada vez con más frecuencia en trabajos teatrales, cinematográficos y televisivos.

Tras asumir su pasión por la actuación en el 2010, el joven inició un proceso de vencer la timidez, adiestrarse con estudios universitarios y nutrirse de los consejos de mentores como Magali Carrasquillo, Rocky Venegas, Rafa Sánchez, Elia Enid Cadilla e Iván Olmo.

A partir de ese año, el artista se ocupó, además, de buscar oportunidades en este campo, pues aquellos tiempos en que los actores esperaban una llamada telefónica de un productor quedaron en el pasado.

Ese afán por labrarse un camino artístico lo llevó a ser parte de las producciones teatrales como La pasión según Antígona Pérez, Camino a la libertad y El método Grönholm, y, más reciente, de la serie televisiva The Big C, de Showtime, que actualmente se graba en el Viejo San Juan.

“Me gustaba la actuación, pero era muy callado y solitario. Nunca lo vi como una carrera. Pero me lo propuse y no he parado de trabajar”, dijo Pérez, quien es de los que cree que el que busca encuentra, sin detenerse a pensar en la escasez de talleres para la clase artística puertorriqueña.

“Siempre están pasando cosas. Lo que pasa es que la gente no sabe lo que se puede hacer una vez se gradúa. Los estudiantes saben todo de la profesión y del drama, pero no saben cómo dar ese brinco para entrar a la industria. Es que te dan las herramientas para entrenarte, pero no te ayudan a cómo montarte en el negocio”, comentó el ponceño, quien también aspira a desarrollarse en la producción.

En esta rama, el artista trabaja con la compañía Tantai Teatro que presentará la pieza La caja hermética, a partir del 13 de abril, en el teatro Victoria Espinosa, en Santurce.

Con el respaldo de los fundadores de esta compañía, Rafa Sánchez e Ismanuel Rodríguez, Pérez forma parte del equipo de producción de la obra, dirigida por Rodríguez y con las actuaciones de Gil René, Isabel Arraiza y José Eugenio Hernández.

Este drama psicológico de Benjamín Cardona se suma al Festival de Teatro Puertorriqueño del Instituto de Cultura Puertorriqueña y se centra en “tres personajes encerrados en un cuarto de hotel que enfrentan sus verdaderas intenciones”.

Por otro lado, el estudiante de la Universidad del Sagrado Corazón, quien además tiene una formación educativa en arquitectura, espera por el estreno del cortometraje Mente jodida. La cinta, dirigida por Javier Bedillo, se grabó en febrero de 2011.

El coguionista, rol que compartió con Javier Bedillo, Robert Peña y Federico Torres, anticipó que la cinta retrata de una forma cómica las sesiones de un psicólogo.

“Es una comedia de humor negro. Se presenta la vida diaria de un psicólogo, a cargo de Carlos Alberto López. Él está en la rutina de escuchar los problemas y situaciones que les dicen sus pacientes. Él va absorbiendo todo eso y de ahí surge el título”, señaló Pérez, quien también interpreta a uno de los pacientes.

La película podría estrenar este año en varios festivales internacionales.

A la par con estos proyectos, Pérez se prepara para la pieza La bruja de Loíza, de la compañía Ballets de San Juan, en la que participará como actor y bailarín. Esta producción se llevará a cabo del 27 al 29 de abril en el Centro de Bellas Artes de San Juan.

“Estoy trabajando en lo que me gusta, lo que me apasiona”, dijo el artista como quien aún no cree que es posible tener las manos llenas de proyectos que lo colmen.