Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Tras las rejas no se salva de la piratería

09/17/2008 |

Tempo tiene su libertad revocada y para colmo, tras las rejas es víctima de la piratería que azota a la industria musical.

El rapero ponceño, que planifica lanzar su disco “Free Tempo: Unplugged”, con la ayuda de sus amigos del género, tuvo la mala suerte de que cuatro de los 14 temas de su producción hayan sido pirateados.

Entre esas letras figuran “Deja que hable el dembow”, interpretada por Wisin & Yandel y cuyo arreglo musical ha estado a cargo de Nesty “La mente maestra” y Víctor “El nasi”.

La desventaja que tiene el solista, a diferencia de sus colegas, es que no puede volver a grabar nuevas canciones, ya que no cuenta con la libertad ni los medios para hacerlo.

Hace casi dos años el productor musical Echo trabajó en la mayoría de los arreglos musicales de las composiciones que completan este álbum, cuyo primer corte de promoción es “25 de septiembre” que se escuchará a partir del jueves 25 de este mes, fecha en la que David Sánchez Badillo (Tempo) cumplirá 30 años de edad.

Cabe señalar que Tempo extingue hace tres años una sentencia de 24 años de prisión que le impuso el juez Daniel Domínguez al ser encontrado culpable por cargos de conspiración para la distribución de cerca de 30 kilos de heroína en el residencial Lirios del Sur de Ponce. Además, ha sido trasladado a una cárcel en Arkansas.

Acerca de los temas pirateados, Oscar Figueroa, representante artístico de Tempo, expresó a PRIMERA HORA que, “por favor, la gente entienda que él está encarcelado y la piratería lo destruye más que a cualquier otro artista que puede entrar a un estudio y grabar. Él no tiene esa oportunidad”.

“Son muy pocos los temas que le quedan para sacar que sean nuevos. (Exhorta a )la gente que compre el disco y lo ayude a él y a su familia”, sostiene.

Respecto al lanzamiento del disco, Figueroa agregó que no puede abundar en cuanto a detalles del álbum, porque “Tempo está más reacio en decir las cosas. Pero el plan es que salga antes que se acabe el año. Lo recaudado es para su defensa legal y para su familia”.

Otras de las canciones pirateadas han sido la de Héctor “El Father” y Zion. También la letra “Porque soy Tempo” en la que la orquesta sinfónica de Londres participa.

Echo, quien lleva 12 años en el género y es amigo de Tempo, cuenta a este diario que “es la primera vez en la historia que la Sinfónica de Londres colabora en un tema urbano. El trabajo de nosotros los productores a veces no es la noticia, pero eso se gestionó en el estudio Abby Road”.

En cuanto a la piratería, dice que “eso es robar y no es lo mismo robarle a alguien que está preso y no puede hacer nada que al que está libre. La situación aquí es que si a un artista regular le piratean, graba de nuevo, pero él no lo puede hacer. Tempo no puede meterse a un estudio porque está preso”.

Aunque asegura sentir que “más cabr... que no tener un disco y pegar es no tener libertad. ¡El tipo es inocente! Me afecta en lo personal (su situación), porque el hombre es como mi hermano y estuve en cada vista de su juicio junto con Ricardo Villanueva y todavía no puedo creer lo que pasó”.

Divino, por otro lado, que se crió con Tempo, que era el mejor amigo de su hermano fallecido, K2 Young, ha participado en el discompacto “Free Tempo: Unplugged” porque “creo en su inocencia porque lo conozco”.

En el sencillo que participa Divino también cantan otros reguetoneros como JKing & Maximan, Ñejo & Dálmata y Gastan en representación de los ponceños.

“Es un tema que habla de Ponce y de cómo nosotros, los cantantes de Ponce, teníamos que fajarnos para llegar al área metro y participar en compilaciones de varios artistas para que la gente supiera que en el área sur había talento”, narra.

Recalca que fue su hermano K2 Young quien bautizó a Tempo con su nombre artístico en referencia a la velocidad del track de las canciones, ya que canta muy rápido.

“Para mí él es una leyenda del género. Es increíble cómo a pesar de lo que le ha pasado la gente en Chile, Colombia y Venezuela me hablan de él. Tempo es un ejemplo de que a pesar de lo que le pasó no muere (como artista y no pierde la fe”, acota Divino.

Arcángel, que dice haber visitado en enero a Tempo en la cárcel cuando estaba en Orlando, Florida, siente que “él es de los pocos raperos que yo respeto, porque fue la inspiración para que Austin Santos fuera Arcángel”.

“Tempo fue el primer rapero que yo dije desde niño que era mi favorito. La canción que canto en su disco se llama ‘Se acordarán de mí’, en la que ambos decimos no importa lo que pase con nuestra carrera, no importa la envidia que nos tengan, siempre se acordarán de nosotros. Él fue uno de los primeros que internacionalizó el género y no los que dicen eso”, apunta.