Otra vez volvimos a experimentar esa emoción única que florece cuando Puerto Rico brilla ante el mundo con el logro de alguno de los nuestros. En esta ocasión esa mescolanza de alegría, orgullo y hasta lágrimas de felicidad lo originó la puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn, quien anoche nos levantó de la cama con su victoria en la final de 100 metros con valla y esta mañana nos despertó con la proyección de “La Borinqueña” ante el mundo.

Son logros que validan la etiqueta o hashtag de #TodosSomosJasmine.

La victoria dorada de esta atleta -segunda mujer puertorriqueña en ganar una medalla de oro en unas Olimpiadas- ha sido celebrada ampliamente por los boricuas en Isla y en la diáspora, incluidos muchas figuras del ámbito artístico, quienes han compartido mensajes de orgullo puro.

El intérprete y productor de música urbana Daddy Yankee y a quien Camacho-Quinn reconoce como un artista al que escuchó durante su desarrollo felicitó a la nueva campeona olímpica.

“Gracias por poner a nuestra Isla por todo lo alto. ¡Digna representación!”, fue parte del mensaje del “Big Boss”.

La cantante Millie Corretjer, asimismo, celebró la victoria con la publicación de varias fotografías de la atleta junto con una selección de “emojis” que representación su amor patrio.

El cantautor Tommy Torres no dejó escapar el momento histórico. “¡Viene Jasmine!”, fue su frase de ánimo a Camacho-Quinn, mientras el comediante Raymond Arrieta hizo lo propio agradeciéndole a ella la alegría que nos regala.

Kany García, por su parte, destacó a Camacho-Quinn como la segunda mujer que trae a la Isla una medalla de oro de unas Olimpiadas.

“¡Que suene la Borinqueña!”, agregó.

La actriz Johanna Rosaly no se quedó atrás en los halagos para la nuestra.

“Grandiosa. Gran Diosa”, la nombró en su cuenta en Twitter.

Residente destacó sus alegría múltiple, pues Camacho-Quinn proviene de una familia de Trujillo Alto, pueblo que también vio a crecer al rapero.

El rapero celebró el origen de la atleta.
El rapero celebró el origen de la atleta.

Camacho-Quinn, también celebrada por Ednita Nazario, dominó la final de 100 metros con valla en un tiempo de 12:37.