Bad Bunny es uno de los artistas del género urbano más conocidos a nivel mundial. Éxitos como “Yonaguni”, “Dakiti” y “Mía”, la cual tiene más de 1,300 millones de reproducciones en YouTube, lo han posicionado como uno de los cantautores más escuchados y rentables del momento.

De hecho, el listado de Bloomberg ha demostrado que, hoy por hoy, el “conejo malo” supera a otros artistas de talla internacional, como Dua Lipa, Justin Bieber, Harry Styles, Buillie Elish, entre otros.

Las cifras muestran que ha alcanzado la rimbombante suma de más de 3 mil millones de reproducciones en Spotify y en YouTube otros mil doscientos millones tan solo en su último álbum ‘Un verano sin ti’.

Así las cosas, si usted quiere saber más sobre uno de los cantantes que están “mandando la parada” en la palestra musical, le traemos algunos de los datos curiosos más relevantes que han marcado la vida del puertorriqueño a lo largo de su vida.

Pertenecía al coro de la iglesia

El exponente de trap trabajaba en un supermercado antes de saltar a la fama.

Ya lo ha dicho el propio Benito Antonio Martínez, más conocido como Bad Bunny, durante una conversación con la cadena “Telemundo” en 2018. Él perteneció al coro de la iglesia de su barrio desde los cinco a los trece años.

Según narró, este fue uno de los primeros acercamientos a la música, pues solía cantar en la terraza de su hogar algunos de los temas religiosos que logró aprender. Sin embargo, no fue hasta llegar a su adolescencia que empezó a crear sus propias canciones.

La ropa de hombre no es su preferida

Gran parte de su infancia vivió con su madre. La imagen paterna fue un tanto ausente debido a que su progenitor debía salir a trabajar desde muy temprano. Esto según cuenta la cadena “Univisión”, generó un gusto particular por la ropa de mujer.

Trabajaba y estudiaba antes de la fama

Bad Bunny laboraba en un supermercado Econo. (Captura)
Bad Bunny laboraba en un supermercado Econo. (Captura)

Antes de ser una estrella internacional, Bad Bunny debía trabajar en un supermercado para poder ayudar en su casa y solventar sus gastos personales a la par que estudiaba en la Universidad de Puerto Rico la carrera de comunicación audiovisual.

No obstante, esto no fue impedimento para que siguiera haciendo música, pues según afirmó en el medio citado anteriormente, el tiempo libre que tenía se lo invertía a componer.

En su casa solo le permitían escuchar a un artista de reguetón

Tego Calderón.
Tego Calderón. (Stephanie Rojas)

Durante su infancia en la isla solo se escuchaban los tradicionales boleros y derivados de la salsa, que son muy particulares de esa región del continente americano. Cuando empezó el “boom” del reguetón, a los padres de Benito no les agradó mucho la música, por lo que le prohibieron disfrutar de ella, a excepción de un artista que fue su ídolo: Tego Calderón.

Orientación sexual

Bad Bunny siempre ha sido partidario de luchar contra la homofobia y las discriminación de género en sus canciones. Ya lo ha demostrado contratando personajes Queer en sus canciones y durante una entrevista para ‘LA Times’, en la cual se definió como un individuo de sexualidad fluida.

“No me define. Al final del día, no sé si en 20 años me gustará un hombre. Uno nunca sabe en la vida”, confesó.