Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Iron Maiden puso a gritar a San Juan

04/15/2011 |00:52 a.m.
El emblemático grito del vocalista Bruce Dickinson se escuchó anoche en el Coliseo de Puerto Rico.(Para Primera Hora/Israel González)  
El emblemático grito del vocalista Bruce Dickinson se escuchó anoche.

Scream for me San Juan! Scream for me! El emblemático grito del vocalista Bruce Dickinson se ha estado escuchando con cierta regularidad  en el Coliseo de Puerto Rico. Anoche, y por segunda vez en tan sólo tres años, su banda, Iron Maiden, se presentó en el principal escenario del país.

Como parte de su gira mundial The Final Frontier, en la que promociona el disco del mismo nombre, la súper agrupación británica inició su concierto a las 9:10 de la noche. Le precedió la banda local de metal, Aura Azul.

Iron Maiden inició el concierto con las primeras dos canciones de su nuevo disco: Satellite 15…The Final Frontier y El Dorado.

Entre medio de su característica racha de palabrotas, Dickinson se dirigió al público con un “¡Buenas noches!”, para enseguida hablar en inglés sobre sus distintas visitas a la Isla.

“Hemos estado aquí solamente dos veces”, dijo, en referencia a su última visita en marzo del 2008, pero, a la vez, olvidando que la banda ha actuado aquí en tres ocasiones, “pero la segunda vez siempre es mejor que la primera”.

Su primer concierto fue en 1992 en el estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón.

Acto seguido, Iron Maiden acudió a uno de sus clásicos, 2 Minutes to Midnight, del disco Powerslave de 1984, para nuevamente tocar material nuevo con la canción Coming Home.

Contrario a Kiss y Ozzy Osbourne, que tocaron muchísimo material clásico, el resto de la función fue un intercambio de temas de su disco nuevo y de canciones del pasado. De entre los clásicos que pusieron a la fanaticada boricua a brincar estuvieron The Trooper, Blood Brothers, The Evil That Men Do, Fear of the Dark y la canción tema de la agrupación, Iron Maiden.

El último bloque de tres canciones estuvo sumamente interesante con The Number of the Beast, Hallowed Be Thy Name y Running Free.

En resumen, aunque no lograron llenar el Choliseo, los metaleros boricuas quedaron sumamente complacidos con el tercer concierto de Maiden en la Isla. Eso sí, se quedaron esperando por el clásico Run to the Hills. De todas maneras, los seguidores le hicieron caso a Dickinson y San Juan gritó por Iron Maiden.

Lo que tocó Iron Maiden:

The Final Frontier
El Dorado
2 Minutes to Midnight
The Talisman
Coming Home
Dance of Death
The Trooper
The Wickerman
Blood Brothers
When the Wild Wind Blows
The Evil that Men Do
Fear of the Dark
Iron maiden
The Number of the Beast
Hallowed Be Thy Name
Running free