Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La historia de Tempo -VÍDEOS

Por Primerahora.com 10/09/2013 |00:00 a.m.
Tempo y Buda fueron los primeros raperos firmados por la multinacional Sony Music.
Tempo llega hoy a Puerto Rico, donde pronto terminará su sentencia en hogares públicos. (Archivo)  

A varias horas de su extradición a  la Isla el rapero Tempo   cuenta con un sólido apoyo no sólo por parte de su familia y colegas, sino del público reguetonero  que así lo ha manifestado a través del movimiento Free Tempo y de los medios sociales.

La libertad de  David Sánchez Badillo, mejor conocido como Tempo, se vio truncada cuando junto con el productor urbano Francisco Tomás Castillo, apodado artísticamente Budda, fue arrestado en octubre de 2002 en medio de un operativo federal y no tuvieron fianza.

A ambos se les imputó conspirar para poseer y distribuir múltiples kilos de narcóticos, que incluye heroína, cocaína, marihuana y crack.

De acuerdo con el pliego acusatorio que emitió el Gran Jurado, desde 1997 hasta el momento de su encarcelación en 2002, Buda y Tempo, junto a otros 12 miembros de una presunta ganga, conspiraron para adquirir grandes cantidades de la droga y venderla en el residencial Lirios del Sur en Ponce de donde es Tempo.

 
Free Tempo

Free Tempo

Se les atribuyó también el haber poseído armas de fuego para proteger los puntos de otras organizaciones. “Ellos golpeaban y mataban a aquellos individuos que le robaban dinero o droga de los puntos”, establece la acusación.

Pero para mala suerte de la voz de temas como Narco hampón, Contra, man, Inocente, Descontrólate y Conozcan otra parte de mí,  en julio de 2004 Budda salió en libertad tras un jurado encontrarlo no culpable de todos los cargos por las pruebas presentadas en corte, mientras que Tempo permaneció tras las rejas.

En aquella ocasión Buda expresó a este diario que “me siento triste. Me falta la mitad. Tengo a mi familia, pero me falta la mitad, que es Tempo. Con él llegué a hacer lo que en este momento somos”.

Pese a que Tempo  contó con la misma representación legal que Buda, testigos y pruebas,  su amigo atribuyó su condena a  los prejuicios sociales porque viene de un caserío a diferencia de él.

En abril de 2005 el juez federal Daniel Domínguez sentenció a Tempo a cumplir 24 años en prisión por tráfico de 30 kilos de  heroína y marihuana en el residencial Lirios del Sur en Ponce.

Al momento de su alocución Tempo sostuvo que la evidencia presentada por la fiscalía “apuntaba a que el señor  Muriel (Castillo) era el arrendador del punto de heroína, y el jurado lo absolvió a él y me condenó a mí”.

“Yo me desempeñaba como un simple peón en el juego de ajedrez”, sostuvo.

En 2007  el Tribunal del Circuito de Apelaciones de Boston concedió una vista interlocutoria al rapero.

En la década del 90 Tempo se dio a conocer de la mano de DJ Playero y Mexicano. Entre sus primeras producciones estuvieron Game Over (1999), New Game (2000),  que obtuvieron disco de oro por las ventas en una época en que el reggaetón aún era un género underground y marginado.

Luego se unió a Buda y  trabajó en el álbum  Buddha's Family (2001) que obtuvo reconocimiento multi-platino y en Tempo éxitos (2002).

El último álbum de Tempo estando preso fue “Free Tempo: Victory”, que contó con las colaboraciones de sus colegas  Daddy Yankee, Don Omar, Wisin & Yandel, Tego Calderón y  Jowell & Randy. Este proyecto contó con un documental producido por  Carlos Pérez y su compañía Elastic People, que fue nominado a un Grammy Latino en 2009 en la categoría de mejor vídeo musical versión corta.

Problemas con Buda

En diciembre de 2005 ya estaban enemistados Tempo y Buda, porque tras sus promesas de apoyo y de hacer la campaña y disco Free Tempo, todo quedó en la nada. Para este año, Buda señaló a Daddy Yankee y al licenciado Edwin Prado como los emisarios de la discordia.

Cabe destacar que Daddy Yankee, quien en un pasado tuvo su tiraera (guerra lírica) con Tempo ha sido de los pocos exponentes que le ha tendido la mano con ayuda económica para su defensa, aportando $40,000.

En enero de 2006 Tempo, quien cuenta con la representación legal de Rafael Castro Lang, rompió el silencio y envió una carta a puño y letras en la que aseguraba que toda la ayuda que le ofreció Buda nunca la recibió ni para gastos de abogado ni para su familia.

“Él hizo sus discos y no recibí dinero y nunca, pero nunca, éste descarado llamó a mi señora madre para enviarle $20. No me ha pagado el abogado, que de sus mismas palabras salieron, pagarme el abogado de apelación. Que él, hasta el sol de hoy, tiene la fuerza de cara de decirle que está luchando para sufragar esos honorarios, cuando él mismo sabe que yo lo llamé y le dije que Raymond Ayala (Daddy Yankee) costeó los gastos por su cuenta del señor Rafael Castro Lang”, dice parte de esa misivia.

Curiosamente en febrero de 2006  Buda falleció  por complicaciones respiratorias tras sufrir  una bronquitis y la noticia afectó a Tempo porque ya lo había perdonado. En ese sepelio la presencia del género no se sintió.

¿Por qué saldrá en libertad supervisada?

Tempo, llegó a un acuerdo con la Fiscalía Federal para que su sentencia se redujera a diez años bajo libertad condicionada a cambio de aceptar que conspiró para poseer con intención de distribuir 30 kilos de heroína en el residencial público Los Lirios Sur en Ponce. 

Con este acuerdo el intérprete que logró librarse de una pena de 24 años de prisión, fue trasladado a la cárcel federal FCC Coleman en la  Florida para cumplir con su programa de rehabilitación y el resto de su sentencia.  

Durante la audiencia, el juez Domínguez le permitió al rapero ponceño su alocución, por lo que comentó: “No me gustaría recitar lo mismo que siempre se dice aquí. Estoy aceptando mi responsabilidad. Gracias a usted, a la corte y a Dios por darme esta oportunidad de poder integrarme a la libre comunidad. Hay gente que tiene esta oportunidad y vuelven a prisión. Yo voy a hablar con hechos, no con palabras”.

Campaña Free Tempo!

La campaña “Free Tempo!” fue planificada por la empresa discográfica UBO, distribuidora del disco Free Tempo: Unplugged” y cuya  meta era recolectar cinco millones de firmas a favor de un nuevo juicio para el confinado.

Pese al masivo apoyo en agosto de 2008 esta campaña  no tuvo eco en el Tribunal del Circuito de Apelaciones de Boston, que confirmó la sentencia de 24 años de prisión que le impuso el juez Daniel Domínguez al vocalista.

Tras la determinación del Tribunal de Boston contra la celebración de un nuevo juicio, Tempo envió una carta a los medios a través de la que se mostraba optimista.

Tags

ReguetónRapero Tempo