Mónica Verne, madre de Joseph, el joven que hoy Rubén Blades acepta como hijo suyo, reveló en 2013 en un a entrevista telefónica con elprograma “Dando candela” de Telemundo, que el salsero panameño tuvo conocimiento de que sería padre desde que ella quedó embarazada.

La mujer dijo que conoció a Blades en 1974 y que intercambiaron teléfonos y que la relación sentimental entre ellos se consumó “en un night club”.

“Después de eso nació Joseph, cuando él llegó de un viaje le informé que estaba en cinta, que tenía par de semanas, y él parecía muy contento… Me preguntó que si yo estaba segura del embarazo y que si estaba segura que era de él. Y en ese entonces, sabes que mi corazón se me fue a los pies. Entonces, yo le dije vamos a sacar un DNA (prueba de ADN). Cuando el nene nació, yo lo llamé y le dije: 'Rubén, eres padre de un varón’. Otra vez me sonaba encantado… Nunca lo llegó a ver en persona, pero sí le llevaba fotos del nene…”, relató Verne a la reportera Yulianna Vargas.

La madre del hijo de Blades añadió que había realizado múltiples gestiones a través de sus abogados para solicitarle al artista que se realizara la prueba de paternidad, “pero él no respondió”. Alegó que su única intención era que el artista reconociera a su hijo, quien tenía interés de conocer la identidad de su verdadero padre,  y que no estaba motivada por razones económicas. “Fui al hotel San Juan a preguntarle por qué hacía esto, que le diera un DNA y reconociera a su hijo, pero él me dijo que no podía hacer eso”, añadió Verne.

En una carta abierta publicada en las redes sociales, Rubén Blades admitió que por años (más de una década, según constató este medio), Joseph Verne había declarado públicamente que existía la posibilidad de que el salsero fuese su padre biológico, pero que nunca le creyó y nunca se hizo una prueba de ADN. Sin embargo, un familiar suyo accedió a realizarse una prueba de ADN en mayo de 2013 que dejó clara una relación de consanguinidad entre ambos. Blades no fue notificado en ese momento, pero seis meses más tarde, el padre del artista recibió una carta que le dio a leer. “La información contenida en la carta captó inmediatamente mi atención, pues parecía tener carácter científico y serio”, escribió Blades.