“Estamos con el corazón inflado de alegría”.

Blanca Rosa Rovira Burset todavía saborea el momento en el que ella y el resto de las integrantes de la banda Las Atípicas filmaron junto con el exponente urbano Bad Bunny la presentación del tema Si veo a tu mamá, que se transmitió para la ceremonia reciente de los Latin Grammy, seguido del tema Bichiyal, en el que el artista presumió de su Bugatti blanco con tomas filmadas en el puente Teodoro Moscoso.

La experiencia, que se grabó con música en vivo el pasado 5 de noviembre en el Estadio Hiram Bithorn, en San Juan, ha provocado una avalancha de felicitaciones para el grupo de mujeres compuesto por Vanessa Irizarry (guitarrista), Cutita Conga (batería), Alba Montero (cuatrista), Aissa Colón (bajo), Lourdes Sánchez (percusión menor), Lucy Porrata (cantante), Daisy Santiago (cantante), Lilliam Irizarry (percusión menor) y la propia Blanca Rosa (viola).

“Estamos supercontentas y ha sido una inyección de mucha alegría en tiempos tan difíciles. Es una emoción, algo que no nos esperábamos. Esta participación nos llegó de sorpresa hace como un mes y medio”, compartió a Primera Hora Rovira Burset, a cargo de la viola en la agrupación que se formó hace seis años. “Nos recomendaron porque Bad Bunny estaba buscando un grupo de mujeres mayores. Una amiga de Puerto Rico nos recomendó a su compañero productor, y ahí empezamos esta travesía”.

Dada la cargada agenda del famoso intérprete urbano, no hubo tiempo para ensayar antes del encuentro el tema incluido en su álbum YHLQMDLG.

“Hicimos los arreglos musicales nosotras basado en el video de Si yo veo a tu mamá. Así fuimos afinando los arreglos y entramos a hacerlo en el estudio el día antes de las elecciones (generales). Esa pista era la que se iba a usar el día de la filmación el 5 de noviembre”. Pero ese mismo día, momentos antes del ensayo, se enteraron de que por asunto técnicos, la pista no se logró grabar, así que tendrían que realizar el apoyo musical en vivo.

“Benito se disculpó por no haber podido ensayar antes. Lo practicamos como tres o cuatro veces, pero en la primera él dijo ‘si ya ustedes lo tienen ya’. Estaba bien contento”, narró la también maestra de educación física, quien cuenta con una maestría en gerontología y en salud pública.

Rovira Burset resaltó la sencillez del artista internacional. “Yo no lo escuchaba tanto, pero lo venía siguiendo y admirando mucho por su movimiento con la juventud. Al conocerlo personalmente vi la calidad de ser humano que es, su humildad”.

La también cantante reiteró el significado positivo que representó esta oportunidad artística para la agrupación, que se ha presentado en diversas actividades a lo largo de su formación.

“Llega en la pandemia, en un momento en que nosotras no nos habíamos visto. Fue un elemento de unión”, afirmó sobre la oportunidad. “Vamos de 55 hasta casi 70 (años), con esa lucecita que tenemos dentro de querer seguir haciendo proyectos, sobre todo para la comunidad”, destacó sobre intención de las integrantes. “Tenemos una abogada, psicóloga clínica, ebanista, maestras jubiladas… Tenemos varias profesiones y en nuestro tiempo libre hacemos esto y colaboramos con la comunidad”, añadió con orgullo.