Cuando el virtuoso guitarrista Polo Ocasio dice que a él lo llamaban porque era bueno, no hay por qué discutirlo. A sus 97 años tiene la claridad mental suficiente para remontarse al inicio de su trayectoria cuando apenas era un adolescente y, de cargar instrumentos, pasó a ser la primera guitarra de grandes figuras de la música folclórica puertorriqueña. Son 85 años de carrera, básicamente, ininterrumpida, pues en este 2020 acompañó al Dúo Mayso Junior en la grabación del álbum “Música para bohemia”.

Nacido en el 1923 y natural de Vega Alta, Apolo Ocasio Martínez -nombre de origen- honra ser llamado “La Leyenda de la Guitarra” por sus innumerables aportaciones musicales a través de programas de radio, grabaciones y acompañamientos a cantantes y agrupaciones como Yomo Toro, Quique y Tomás, Danny Rivera, Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Conjunto Típico Nacional, Modesto Nieves y Manolín Jovet.

“Era que me llamaban porque me decían que yo era bueno”, dijo un elegante don Polo a través de la plataforma de Zoom, y con la asistencia de Maritza, una de sus cuatro retoños en su matrimonio de 63 años con Mary Sánchez. En total tuvo 13 hijos. “Aún todavía la gente me busca”, agregó con buen humor.

No hay artista o músico con el que se haya quedado con el anhelo de tocar. “Creo que lo he superado todo musicalmente”.

Cuando tenía entre siete y ocho años, comenzó a ayudar a sus hermanos Marcelo y Diego con sus instrumentos musicales. “Era el que le cargaba los instrumentos. Por ahí me fui envolviendo y haciendo en mi mente un prospecto para aprender. Y así empecé con ellos dos. Luego, cuando tenía ya 16, o 17 años, de tocar con mis hermanos, me mudé a casa de “El Maestro Ladi” (cuatrista y compositor Ladislao Martínez), que resulta ser hermano de mi mamá, Eulalia Martínez Otero”, relató. Junto con su tío, la novel carrera despuntó. Grabaron cinco producciones discográficas.

Nunca me interesé por más nada. Siempre fue la razón de ser la música, y algo que traía en el paquete”

-Polo Ocasio, experimentado guitarrista

El talento de Polo Ocasio brilló por sí mismo convirtiéndose en el guitarrista del popular programa “Tribuna del Arte”, conducido por el comunicador y promotor de talentos Rafael Quiñones Vidal. Desde esa plataforma acompañó en sus inicios a Bobby Capó, José Miguel Class “El Gallito de Manatí”, Daniel Santos, Felipe “La Voz” Rodríguez, Chucho Avellanet y Andy Montañez, entre muchos otros. Eran tiempos en los que el talento se premiaba con la “Pesetita voladora”.

El músico sigue activo y este año acompañó al Dúo Mayso Junior en la grabación del álbum “Música para bohemia”.
El músico sigue activo y este año acompañó al Dúo Mayso Junior en la grabación del álbum “Música para bohemia”.

Su grandeza musical la atribuye a su agilidad para seguir una melodía. “Tú vienes y me cantas una melodía, y yo al vuelo te cojo el tono. Acompaño la melodía aunque no la conozca”.

A don Polo le llena el corazón la música folclórica, especialmente las danzas. El moderno reguetón, en su mayoría le parece un “descaro”, por el fuerte lenguaje que se emplea en algunas letras. “Pienso que ese tipo de música no va a progresar mucho”, opinó.

Él le agradece su vida entera a la música. No solo le ha colmado de logros artísticos, sino de salud y “muchas novias”, según bromeó. “Yo era un Elvis Presley”, afirmó sin que nadie se atreviera a dudarlo.

Sus sueños los acompaña de cerca a la guitarra, instrumento que ha sido su principal testigo a lo largo de tan admirable caminar por la música.

“Yo pienso seguir hasta que Dios quiera, porque que es una misión que me han encomendado. Por eso estoy aquí. Me han virado al revés para ver si me duele algo, pero todo lo he rebasado”.