Aibonito - Cuando se llega al punto más alto dentro de la finca La Cuchilla, una siente que está parada sobre el corazón de Puerto Rico. La vista a vuelta redonda ofrece una diversidad de picos en tonalidades verdes y marrones, y si se extiende la mirada hacia el sur, se logra ver el azul del mar que baña esa costa de la Isla.

Llegar hasta ese punto en la Cordillera Central es una aventura que comienza justo desde el momento en que se cruza el portón de la finca de 89 cuerdas que los primos Sebastián García Abarca y Lucas Carús Cruz decidieron preparar como una alternativa para acampar.

El área es conocida para ellos, porque en el periodo de la adolescencia, allí corrían fourtracks y mountain bikes, accedían al río... Era su parque de diversiones extremas.

“Mi papá vino aquí una vez en la motora con la esposa y subieron y de momento vieron esto y se quedaron bobos y dijo, ‘Yo quiero este lugar’. Entonces, de ahí partió que veníamos en motoras y fourtracks; de chiquitos siempre estábamos metidos en la finca. De momento papi se complicó con el trabajo y dejamos de venir”, compartió Sebastián, de 30 años.

Pasado el huracán María en el 2017 y tras ver distintos conceptos modernos de acampar, le propuso al papá trasladar algunos de estos al sector La Cuchilla. Desde entonces han transcurrido dos años en los que ambos jóvenes no han soltado los picos, los machetes ni las herramientas para trabajar la madera.

El camino es completamente en tierra y piedras, por lo que se sugiere llegar en vehículos 4x4, y de no tenerlo, los administradores ofrecen transportación hacia las áreas de acampar. En ese caso, los vehículos de los visitantes permanecen en terrenos que han separado para estacionamientos.

El costo por noche para casetas de cuatro personas es $35.
El costo por noche para casetas de cuatro personas es $35.

El camping en este escondite natural es 90% rudimentario. Hay áreas de terreno plano, despejadas, donde individuos o grupos pueden ubicar sus casetas por un costo de $35 por noche, hasta un máximo de cuatro personas. Núcleos más grandes, tienen un cargo adicional.

Cada área lleva un nombre, por lo que es posible pasar una noche en La receta de Toño, o en La Guarida de Seba, y cada una tiene un atractivo particular, como pueden ser hamacas, fogatas, columpios, lago, o una vista que hipnotiza. Árboles de guanábanas, parchas y guayabas, así como plantas de café y fresas silvestres son parte de los tesoros escondidos del lugar.

Columpios, fogatas y hamacas se encuentran en distintas áreas de la finca de 89 cuerdas.
Columpios, fogatas y hamacas se encuentran en distintas áreas de la finca de 89 cuerdas. (David Villafane/Staff)

Actualmente hay un baño accesible para los campistas, solo con servicio sanitario.

La Cuchilla también ofrece unas casetas de acampar ya montadas sobre unas plazoletas en madera, con sus respectivas áreas para fogones, las cuales únicamente se reservan a través de la plataforma Airbnb (El Balcón de Amador, La Plazoleta de Lucas).

Sea en caseta propia o en las que se encuentran en el lugar, no es necesario llevar abanico. La temperatura es agradable durante el día y fría en la noche.

“Hoy en día hay conceptos de camping con baños, duchas, eso no es acampar. Acampar es que caminas monte adentro, montas tu campamento y tratas de sobrevivir dentro del entorno. Obviamente, aquí tenemos ciertas facilidades, pero la realidad es que aquí estás desconectado”, destacó Sebastián, cuyos próximos proyectos son la construcción de una cabaña y desarrollar una ruta para correr bicicletas.

Alrededor del lago se ubican casetas para acampar.
Alrededor del lago se ubican casetas para acampar. (David Villafane/Staff)

La Cuchilla recibe grandes grupos de familias con menores, al igual que parejas. Las mascotas también son bienvenidas.

El horario de llegada para los campistas es de jueves a domingo, entre 3:00 y 7:00 p.m. “No se puede llegar más tarde, porque muchas veces, aunque tengas tu propio vehículo, tenemos que estar ahí, porque hay gente acomodada y nosotros tratamos de darle un espacio a cada persona, y su tranquilidad y privacidad”, detalló el joven emprendedor.

Las reservaciones para acampar con casetas propias se hacen a través del teléfono 787-901-9766, o de las redes sociales Facebook e Instagram: @lacuchillapr.

La finca está ubicada en el sector conocido también como La Cuchilla.
La finca está ubicada en el sector conocido también como La Cuchilla. (David Villafane/Staff)