Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Demanda contra Rocky The Kid lo acusa de difamador

Por Melba Brugueras / [email protected] 09/03/2015 |01:41 p.m.
Este rotativo supo que al momento, Rocky y Jéssica no han definido qué abogado los representará en el caso. (Archivo)  
En su demanda contra el animador Rocky “The Kid” por incumplimiento de contrato, difamación y daños y perjuicios, Wapa pide una indemnización no menor de $2 millones.

Los abogados del canal 4 radicaron el lunes, 31 de agosto  en el Tribunal de Bayamón una demanda civil  contra el ex animador de Lo sé todo, Roque Gallart Ortiz, y la sociedad legal  de bienes gananciales que mantiene con su esposa Jéssica Serrano.  

En la reclamación legal, a la que Primera Hora tuvo acceso,  la televisora alega que el presentador de radio y televisión incurrió en violación de un acuerdo de confidencialidad, competencia desleal y  conducta ilegal al divulgar a través del programa radial El despelote de La Nueva 94 información confidencial y de negocios de Wapa,  la cual fue adquirida por el presentador mientras era empleado del canal.

La demanda también expone que además de divulgar información de Wapa, el animador, presuntamente,  realizó  expresiones difamatorias y divulgó información supuestamente falsa en contra la estación de televisión, sus directores, oficiales, empleados y trabajadores “de manera negligente, intencional, con malicia real y en claro menosprecio de la verdad”, lee el documento legal.

 El canal se sostiene en que la conducta del locutor “le ha causado daños a la imagen de negocios de Wapa en la industria y una seria molestia, irritación, perturbación y conmoción entre los recursos y talentos”.


“Además, el señor Gallart le responde a Wapa por todas las pérdidas económicas, retiros de pautas y por las ganancias dejadas de percibir”, se añade en la demanda de 14 páginas que incluye además, en un anejo, el contrato que había firmado Rocky  con Wapa cuando se integró al programa Lo sé todo.

La acción legal tomada por la televisora contra el locutor surge luego de que éste alegara que su esposa y Sylvia Hernández, quien también formaba parte del programa, eran víctimas de un patrón de acoso y hostigamiento  laboral.

 Este rotativo supo que al momento, Rocky y Jéssica no han definido qué abogado los representará en el caso.

Wapa explica el status de Jéssica en la demanda

 Por otra parte, el canal 4, mediante su relacionista público Migdaliz Ortiz,  indicó  ayer que la esposa de Rocky no es parte de la demanda, ni como demandante ni como demandada porque “la sociedad legal de bienes gananciales es una entidad jurídica legal completamente separada e independiente de los cónyuges que la componen”, lee una comunicación escrita que envió la relacionista a Primera Hora. 

“El hecho de que indirectamente las finanzas o el patrimonio económico de ella (Jéssica) se pudiese afectar en última instancia con el resultado de este (proceso), si Wapa prevaleciera en esta reclamación y la parte demandada tuviese que pagar daños y perjuicios a Wapa, el hecho de por sí solo no la incluye a ella en la demanda, ya que es una persona separada e independiente de la sociedad legal de gananciales que sí está incluida en este litigio”, se detalla también en dicha comunicación.

Libre expresión vs violación del acuerdo de confidencialidad

 La demanda entablada por el canal 4 contra Rocky “The Kid” pone en perspectiva la libertad de expresión como derecho constitucional versus la violación de un acuerdo de confidencialidad.

Al ser consultado por este diario, el licenciado Víctor Vélez, quien se especializa en casos laborales, explicó al respecto que “si él (Rocky) está diciendo la verdad, él está cobijado bajo la libertad de expresión, salvo que el canal (Wapa) pueda alegar que es difamatorio y que es una mentira, de que es falso”. 

“Ahora bien. Tú también puedes limitar un derecho por medio de un contrato y en ese sentido habría que revisar el contrato y en lo que se limitó la persona, para ver hasta dónde llegan sus derechos. En ese sentido habría que analizar los elementos específicos y las circunstancias específicas para poder tener un juicio”, agregó el licenciado Vélez.

Regresa a la portada