Ingredientes:

  • 4 cebollas grandes rebanadas
  • 6 chalotas rebanadas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • ¼ taza de brandy
  • 6 tazas de caldo de res
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 1 cucharada de orégano seco
  • ¼ taza de perejil fresco cortado finamente
  • 6 rebanadas de pan de agua o pan “bagette” tostado
  • 2 tazas de queso suizo rallado

Procedimiento:

  1. En una cacerola, derrite dos cucharadas de aceite de oliva y dos de mantequilla. Agrega las cebollas y chalotas rebanadas y sofríelas a fuego mediano. Sazona ligeramente con sal y pimienta.
  2. Sofríe las cebollas y chalotas lentamente hasta que caramelicen. Este es el proceso más importante de esta sopa; que las cebollas y chalotas caramelicen hasta que tengan un color marrón claro.
  3. A mitad del proceso de caramelización, agrega las dos cucharadas de mantequilla restantes.
  4. Cuando las cebollas estén caramelizadas, agrega el brandy y reduce a la mitad.
  5. Agrega el caldo de res y las hierbas secas. Hierve la sopa a fuego mediano alto por 20 minutos.
  6. Sirve la sopa en tazas; luego, coloca una rebanada de pan tostado sobre la sopa y termina con abundante queso.
  7. Coloca la sopa en el horno en “broil” y permite que el queso se derrita y se dore.
Sopa de cebolla y chalotas.
Sopa de cebolla y chalotas.

“Tips”

Es sumamente importante que se tome el tiempo requerido para caramelizar las cebollas. La mantequilla es un ingrediente que ayuda en este paso, así que puedes agregar la misma durante todo el proceso. Además de la mantequilla, puedes agregar un par de cucharadas de azúcar para color y sabor. El queso que se utiliza por tradición, es el suizo, pero puedes utilizar tu queso favorito. Si no tienes chalotas a la mano, puedes prepararla utilizando solamente la cebolla.