Millie Serrano entró a la industria de la banca siendo estudiante de bachillerato en relaciones laborales en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. Aceptó una primera oportunidad como recepcionista y cada viernes entregaba una carta de renuncia, porque “odiaba” lo que hacía. Tampoco era el área profesional para la que se estaba educando. El supervisor de entonces le rompía las cartas, y la despedía con un “hablamos el lunes”.

El tiempo pasó. Fue transferida al área de mercadeo como ayudante de los ejecutivos de cuentas, donde se fue encantando con la felicidad que observaba cada vez que una persona o familia adquiría su primera propiedad. Con el cierre de Doral, pasó a First Bank, donde hace 12 años trabaja como ejecutiva de cuentas hipotecarios, y previo a la pandemia (2019), estableció en sus cuentas en Facebook e Instagram (@millieserranomlo) una serie de cápsulas de orientación gratuitas, tituladas “Miércoles de orientarte”. En un término de cinco a seis minutos ofrece información valiosa sobre los requisitos y procesos que comprende una transacción hipotecaria.

Su imagen es jovial y atractiva en su proyección. Tiene 39 años, lleva un look de profesional moderna, exhibe sus piercings y tatuajes sin reservas, porque esa es parte de su esencia y ha logrado demostrar que su capacidad profesional no tiene relación con su imagen, ni viceversa.

Llegar a este nivel de seguridad y libertad en el espacio laboral le costó “roces” en el pasado dentro de la misma institución en que trabaja (lo que cambió con el tiempo), y seguir escuchando comentarios de clientes, tales como que les resulta “gracioso que fuera joven, mujer y con tatuajes en la banca”.

El comentario provino de otra mujer, a la que ella le reaccionó con la pregunta de qué era lo gracioso. “Ella me contestó que está acostumbrada a ver o asociar la industria bancaria con un hombre engabanado y super clean cut, y que aunque yo me veía clean cut y fashion, porque así que me dijo, le parecía gracioso que tengo piercings, tatuajes y soy mujer joven”.

Millie ha asumido como un “reto personal” el poder defender su imagen como profesional, y actualmente disfruta poder acercarse a las audiencias, a través de las redes sociales, de la plataforma de Liberty, donde también presenta sus cápsulas, y en su trabajo, sin limitaciones.

“Me gusta porque estoy llevando el mensaje tal cual como soy yo sin tener que aparentar nada”, puntualizó.

Demuestra a clientes mujeres que tienen la capacidad de comprar una propiedad solas

Como parte de su práctica diaria, y por medio del contacto con las personas en Facebook e Instagram, Millie atiende familias, así como hombres y mujeres solteras que buscan comprar una propiedad.

Destacó que otro patrón machista que observa a través de su trabajo, es cuando muchas mujeres se le acercan temerosas sobre si podrán o no tener la aprobación de una hipoteca solas, sin estar casadas, o sin contar con la ayuda de otros familiares.

“Últimamente se está viendo el fenómeno de muchas mujeres que están comprando (solas), porque lamentablemente nuestra sociedad te llevaba, te arrinconaba y te decía que si no eras una mujer casada, no ibas a poder comprar tu propia casa, y me pasa que hay mujeres que me llaman y me preguntan, ‘¿Puedo comprar sin estar casada?’”, compartió.

Estamos en un momento histórico en el que están sucediendo muchas cosas de violencia de género, diferencias salariales, que uno pensaría que a estas alturas eso debería haber cambiado y no ha pasado, y creo que utilizando mi plataforma puedo ayudar a que esas mujeres sientan un poco de empowerment, porque no hay nada más enriquecedor que lograr algo que deseabas y lo hiciste tu sola”

-Millie Serrano, ejecutiva de cuentas hipotecarias

Dudas como estas -y no exclusivamente de mujeres- la motivaron a establecer un tipo de consultoría gratuita desde las redes sociales, “Miércoles de orientarte”, logrando conseguir clientes, y en otros casos, simplemente orientando a las personas para que completen sus transacciones con la institución bancaria que deseen, porque es una colaboración que hace por cuenta propia.

“Empecé a ver que había una necesidad bien grande de orientar a la gente de qué es un préstamo hipotecario, qué incluye, por qué los bancos pedimos tantas cosas, y que la gente tuviera un poquito más de conocimiento”, contó del origen de su formación como influencer en temas hipotecarios.

“Mujeres que han luchado toda su vida por comprar después de un divorcio tormentoso que las dejó en la calle y que han vivido no sé cuántos años alquiladas y pensaban que jamás iban a poder comprar y logran comprar, de madres solteras que su misma familia les decían, ‘No vas a poder comprar y vas a tener que vivir alquilada toda la vida’, y ellas así mismo lo manifiestan; familias que los dos trabajan part time, y qué jamás le van a dar un full time por el tipo de negocio en el que trabajan y pensaban que no iban a comprar nunca, y tengo clientas que llevo un año trabajando y no han podido comprar todavía pero están preparándose para eso”, detalló.

Su recomendación principal a quienes deseen adquirir una propiedad, es que primero que ilusionarse con una casa, apartamento u otro, soliciten una precualificación.

“Para mí el paso más importante y es el que me paso recalcando, es que el cliente se haga una precualificación, que se compone de saber cuáles son los ingresos y deudas y cuál va a ser la capacidad de pago que vas a tener para un nuevo préstamo. Sin ese primer paso llegas ciego a la institución bancaria de predilección y te corres el riesgo de que a lo mejor lo que te ofrezcan no es lo que necesitas y a lo mejor el caso no se dé”, apuntó.

La ejecutiva apunta ahora hacia desarrollar un podcast para seguir orientando sobre los temas relacionados a su especialidad, y en un futuro, establecer una consultoría independiente a donde las personas puedan llegar a prepararse antes de ir a un banco.