El uso de mascarillas como medida preventiva para evitar el contagio del COVID-19 es una realidad que forma parte de la rutina actual. La opción de estilos se ha integrado en el ánimo de satisfacer algún diseño de interés, o con la idea de combinarlas con la vestimenta del momento.

Dentro de esta dinámica, algunas líneas han identificado necesidades adicionales con miras a mantener la mascarilla apartada de la posibilidad de entrar en contacto con otras superficies al momento de retirarlas del rostro, como ocurre con gestiones como las de consumir alimentos o bebidas, y conducir, por ejemplo.

“Con el uso de mascarillas nació una nueva categoría en la moda, que es combinarlas con ese look que vas a tener para trabajar o salir de tu casa. Aprendimos que uno puede verse bien y sentirse protegido también”, observó Pedro Rivera, presidente de PR Health, dedicado a la confección de equipo médico de seguridad. “Dentro de estas necesidades, surgió la idea de poder traer los mask holders, para tener la mascarilla consigo aun al quitarla del rostro, los pouches, que son unas cartucheras para guardarlas, y los ear savers, para darle descanso a la oreja cuando el elástico molesta por el uso prolongado”, enumeró el empresario. “Todo esto le extiende la vida de uso a las mascarillas”, resaltó.

“Estamos promoviendo la palabra esperanza, que esta experiencia de usar mascarilla no tiene que ser terrible”, sostuvo el empresario.

Mask holder

Este tipo de sujetador contribuye a que no pierdas tu mascarilla.

Es un sujetador de mascarilla. “Son unas cadenitas ajustables que la aguanta del cuello”, explicó Rivera.Muchas personas nos dejaban saber que se quitaban la mascarilla y la perdían. Pero con este producto, la ventaja es que no tienes que colocar la mascarilla en una mesa, de manera que no la expones a ningún contaminante porque siempre la tienes encima. Se ha convertido en algo esencial”, dijo sobre la alternativa que también cuenta con opciones para los más pequeños.

Pouches

Aunque existe una variedad de diseños, la “clear” ha sido la más solicitada.

Es una pequeña cartuchera para acomodar la mascarilla. “Tiene para cerrarla de manera que la mascarilla está protegida de cualquier contaminación, está sellada. La puedes guardar en una cartera o un bulto”, mencionó. A su vez, cuenta con unos orificios en los extremos por si deseas engancharla al mask holder. “La que más ha gustado es la clear, pero tenemos una variedad de diseños”.

Ear savers

Este accesorio es conveniente para quien pasa horas prolongadas con una mascarilla puesta.

Se trata de un tirante para ajustar la mascarilla, pero sin ejercer presión en la parte de atrás de las orejas. “Es más dirigido a las personas que trabajan el campo de la salud, enfermeras, doctores, técnicos respiratorios, porque llega un momento en que el elástico de la mascarilla puede llegar a doler un poquito detrás de las orejas”, observó sobre el accesorio, que se vende en varios colores. “El ear saver te lo pones en la parte de atrás de la cabeza, y enganchas la mascarilla”.