Es una realidad que le tocó de cerca y le dio el impulso para levantar su voz en contra de la violencia doméstica.

La comunicadora Saritza Alvarado ha hecho suyo el compromiso de participar en iniciativas dirigidas a concienciar sobre el maltrato a la mujer y las posibles soluciones para salir de este círculo destructivo.

“Creo que todos los seres humanos, en algún momento en la vida, hemos tenido o ha pasado por nuestra vida alguna persona tóxica o violenta”, mencionó la presentadora, quien forma parte de la campaña Sé un buen vecino, con la Red de Albergues de Violencia Doméstica en Puerto Rico.

“Tuve violencia verbal y, quizás al final, un poco de físico, pero tomé la decisión de no continuar”, reveló con cierta timidez.

“Se requiere de mucha fuerza de voluntad, amor propio y valentía para decir basta”, confesó. “Entender que todas las mujeres tenemos opciones en esta vida para vivirla a plenitud y hermosamente, no para recibir golpes ni ser violentadas”.

De ese pasado, recordó cuando llegó el momento en que comenzó a sentir temor por la presencia del agresor.

“Uno ve un patrón, y cuando uno siente que no tiene paz, que uno siente miedo cuando esa persona está llegando a tu hogar, y cuando tú prefieres que ni esté en la casa, que se quede afuera, uno empieza a pensar como que ‘aquí hay algo mal, yo no me siento en paz, no me siento feliz’, y uno empieza a amarse y decir ‘yo soy una buena persona, soy una mujer trabajadora, merezco más, una mejor vida”, confesó, y destacó que salir de esa dinámica no resultó sencillo.

“Uno dice ‘se acabó’, pero no es fácil”, afirmó. “En mi caso fue algo leve, pero me imagino que hay mujeres que están en situaciones extremas y sienten miedo, que las tienden a amenazar, a molestar una vez toman la decisión de terminar, a hacerle la vida imposible, pero se requiere de mucha valentía, mucha fuerza”.

La campaña es un llamado tomar acción ante la sospecha de abuso de género.

Como parte de la campaña Sé un buen vecino, Saritza invita a dejar de lado ser cómplices con el silencio de casos en que se sospecha que existe un patrón de abuso.

“Esta campaña va dirigida a aquellas personas que son testigos de algún vecino o vecina, que constantemente escuchan gritos, insultos, que son conscientes de que ahí está pasando algo, que hay conducta violenta en la relación”, explicó la comunicadora, quien hace un año comenzó a involucrarse en esta labor social a través del Hogar Nueva Mujer, bajo la dirección de Vilmarie Rivera.

La comunicadora Saritza Alvarado se une a nuestra campaña “Sé un buen vecino” y envía un mensaje importante para que las víctimas busquen ayuda durante esta pandemia. #SeUnBuebVecino

Posted by Red De Albergues de Violencia doméstica De Puerto Rico, Inc. on Thursday, April 23, 2020

“Es un llamado a todas las personas para que tomen acción, porque a veces esas personas que están en estos casos de violencia doméstica no se atreven o sienten que no tienen ayuda, o se sienten solas, o no tienen la fuerza de voluntad. Hay gente que minimiza o no entiende. Estamos hablando de una vida que podemos salvar”, insistió, e hizo referencia a cómo se acentúa este temor en momentos en que se ha impuesto un aislamiento como parte del manejo de crisis de la pandemia por el coronavirus.

“En esta ocasión me pareció que era bien necesario dado que estamos en nuestras casas todo el tiempo”, dijo. “No me quiero imaginar a estas personas que viven en un lugar donde hay una persona que es violenta, que probablemente no tenga paciencia, y estén pasando la situación y no pueden salir”, lamentó.

La campaña integra a la periodista Mónika Candelaria, la presentadora Yulianna Vargas y la actriz Giselle Blondet.

“Han sido tres fases de esta campaña. La primera fue un Instagram Live, después hicimos los videítos (de concienciación), y estamos haciendo también Facebook Live”, describió, y alentó a que quien sufre de violencia doméstica, confíe en los servicios de los hogares a cargo de la Red de Albergues de Violencia Doméstica en Puerto Rico, donde no es un requisito contar con una orden de protección, sino que basta con que su vida esté en riesgo inminente.

“He podido visitar algunos de los albergues y he visto mujeres que han echado hacia adelante, que ya tienen sus propios negocios, y han salido de situaciones de violencia de género”.

Para más información, o sobre dónde buscar ayuda: Facebook: Red de Albergues de Violencia Doméstica de Puerto Rico, Instagram: redalberguespr, o llama al 787-202-4634 o el 939-255-9800, que son atendidos 24/7 y cuentan con profesionales en el tema.