Luego de un año y medio turbulento marcado por terremotos y el cierre de los planteles escolares, ocasionado por la pandemia del COVID-19, se espera un regreso escolar en agosto con cierto grado de normalidad, contrario al de agosto del año 2020.

Este regreso escolar es uno esperanzador y anhelado por los niños y sus familias. El deseo de volver a compartir con sus compañeros de clases, y de regresar a la rutina escolar presencial, hacen de este regreso escolar uno único, marcado por el entusiasmo y grandes expectativas. Las vicisitudes secundarias a la educación virtual quedarán atrás. Esto tendrá como resultado que este próximo año académico 2021-2022 valoremos más que nunca la enseñanza tradicional en las escuelas y todo lo concerniente a la misma.

En adición a mantener la actitud positiva, es necesario que se comiencen a implementar una serie de ajustes y preparativos para que el año escolar que comienza sea uno exitoso. Todo inicio académico sienta las bases para que la experiencia sea agradable y fructífera.

¿Cuáles son algunas recomendaciones que facilitarán la preparación para el inicio del año escolar?

1. Comience una semana antes del inicio de clases a requerirle a sus hijos que se acuesten y se levanten más temprano. Esto hará más llevadero el ajuste a los horarios escolares.

2. Disminuya las horas de juegos de vídeo, películas o televisión. Fomente el ejercicio, los juegos de mesa de estrategias, y la lectura.

3. Elimine toda comida chatarra de las vacaciones e incorpore frutas, vegetales, granos integrales y toda comida nutritiva en su dieta. Lo que comemos es el combustible que usa nuestro cuerpo para trabajar y estudiar.

4. Elimine las gaseosas o refrescos, disminuya los jugos, y fomente el consumo de mucha agua.

5. Preparen, tanto los padres o encargados, como los hijos, un lugar en la casa en donde realizarán las tareas escolares, establezcan las horas de estudio y las reglas sobre el uso del televisor y los juegos electrónicos. Las reglas deben estar escritas y colocadas en el lugar designado para estudiar.

6. De ser necesario, establezca un sistema de refuerzos para animar a sus hijos a hacer las tareas escolares con actitud adecuada, sin mostrar resistencia y falta de motivación.

7. Verifique cuáles serán las restricciones que se estarán implementando en la escuela para evitar contagio y explíqueles las mismas a sus hijos.

¿Cuál debe ser la preparación el día antes y durante el primer día de clases?

1. Acostarse temprano el día anterior para dormir de 8-10 horas.

2. Dejar todo (materiales, bultos, uniformes, etc.) preparado la noche antes.

3. Preparar un desayuno nutritivo.

4. Preparar meriendas nutritivas. No incluya dulces, bizcochos, chocolates, refrescos, jugos endulzados y artificiales, pero sí frutas, agua, jugos 100% naturales o galletas integrales no endulzadas con azúcar refinada.

5. Durante el trayecto a la escuela, disfruten de música relajante que ayudará a sus cerebros a estar listos para aprender. No menos importante, elimine los juegos electrónicos, películas y noticias de camino a la escuela.

Si algo aprendimos, luego de haber vivido un año 2020 tan complicado, es a valorar aquello que era parte de la vida cotidiana, lo familiar que de momento ya no estaba y entonces descubrimos su importancia. La educación presencial la vemos ahora con nuevos ojos y la valoramos más que nunca.

Que este año escolar sea uno de descubrimiento, de disfrutar el proceso de aprender, de valorar aún más la excelente labor de los maestros y todo lo concerniente a la vida escolar. Este año sí que vamos a disfrutar, y hasta nos emocionaremos al ver los rótulos que colocan en las escuelas durante el inicio de clases cada año con un simple mensaje: ¡Bienvenidos a la escuela!

(La autora es patóloga del habla y lenguaje y directora del Instituto Fonemi de Puerto Rico y la Academia Fonemi,)