Manos puertorriqueñas nuevamente son punta de lanza en los avances de la medicina. Desde Juncos para el mundo se produce un innovador sistema híbrido para controlar la diabetes tipo 1 que por primera vez puede usarse en pacientes de dos años en adelante.

Se trata del MiniMed 770G que fabrica la empresa global de equipos médicos Medtronic. El dispositivo, que permite la administración de insulina y monitorear los niveles de azúcar desde un teléfono inteligente, fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) el 31 de agosto de 2020.

Tras su lanzamiento al mercado en enero, la niña Paola Sofía Mercado Rivera tuvo la gracia de ser la primera que recibió el aparato en la Isla.

A los cuatro años Paola Sofía recibió el diagnóstico de la condición, pero la menor, que está próxima a graduarse de sexto grado, asegura que la diabetes ni la bomba de insulina que carga en su vestimenta la detienen de alcanzar su sueño de ser actriz y reina de belleza.

Paola Sofía Mercado Rivera, de 11 años, fue la primera en recibir el sistema.
Paola Sofía Mercado Rivera, de 11 años, fue la primera en recibir el sistema.

“La bomba no me limita, puedo realizar cualquier cosa”, dijo encantada Paola Sofía a Primera Hora al relatar su experiencia con el MiniMed 770G. Para ella no es algo extraño pues ya usaba una versión anterior. Lo más que le agrada es que no conlleva tantas inyecciones al día para leer su glucosa.

“Me encanta porque se me hace más fácil. Antes no me gustaba pincharme, todavía no me gusta, pero gracias a la bomba no me he tenido que pinchar tanto. Me facilita controlarme el azúcar y así evito menos pinchazos”, indicó.

Mientras, para su mamá el MiniMed 770G es “la maravilla” que tanto esperaba. Según dijo, hasta duerme más tranquila al saber que una notificación llegará a su celular si algo anda mal con la glucosa de Paola Sofía.

“Como padres de niños como Paola, que le gusta estar en obras de teatro, en bailes, muchas veces yo no podía saber cómo tenía la azúcar a menos que ella me llamara”, explicó Omayra Rivera Colón. “Puedo tener paz porque puedo ver desde el celular cómo ella tiene la azúcar sin tener la preocupación, no tengo que interrumpirla”.

Ilustración que muestra el funcionamiento del MiniMed 770G.
Ilustración que muestra el funcionamiento del MiniMed 770G.
¿Cómo funciona?

Justamente esa libertad y comodidad es lo que busca el diseño del MiniMed 770G, explicó Marisa Santiago, especialista clínico de diabetes en Medtronic.

“Disminuye significativamente la cantidad de inyecciones que los pacientes necesitan hacerse. Se podrían estimar, de varias inyecciones al día, a una cada tres días para la administración de insulina subcutánea y también permite ver en tiempo real la monitoría de glucosa con solamente dos o tres calibraciones al día”, precisó la experta a este medio.

A través de unos parchos que se colocan en el cuerpo, el sistema calcula y administra la cantidad de insulina de acuerdo a la necesidad del paciente. Al mismo tiempo, en un smartphone se pueden observar los datos del usuario mediante una app que está disponible para los sistemas operativos iOS y Android.

Otra ventaja es que facilita compartir información con los médicos y asegurar una evaluación continua de esta condición de salud que afecta a 34.2 millones de personas en Estados Unidos y sus territorios, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La cifra representa el 10.5 % de la población.

El MiniMed 770G de Medtronic para controlar la diabetes se produce en Juncos.
El MiniMed 770G de Medtronic para controlar la diabetes se produce en Juncos.

“Estamos muy entusiasmados de presentar al mercado de la salud este nuevo sistema, ya que entendemos lo importantes que son estas funciones de intercambio de datos, particularmente en este momento, con muchas personas y familias que optan por ver a sus médicos virtualmente, a través de consultas de telemedicina”, expresó por su parte Fernando Marchan, gerente regional del Grupo de Diabetes de Medtronic Puerto Rico y Caribe.

“Ahora podemos brindarle a los padres y pacientes más beneficios de conectividad y nos complace que podamos ampliar el acceso a la terapia híbrida de circuito cerrado con la tranquilidad adicional que los cuidadores necesitan para garantizar el bienestar de sus seres queridos. Adicional, queda demostrado la capacidad que tenemos en Puerto Rico de producir equipos médicos de la más alta calidad para exportarse al mundo entero”, detalló Marchan en declaraciones escritas.

La mayoría de los planes médicos cubren el costo del MiniMed 770G, destacó Santiago. Las personas interesadas deben consultar con su doctor.

Medtronic actualmente emplea a sobre 5,000 personas en la Isla, y también cuenta con plantas de manufactura en Humacao, San Juan y Villalba. Aquí se produce el 20% de las ventas de la compañía a nivel mundial.