Placeholder

Por Táyna Rivera Llavona

Lo mejor de ti con Táyna

Mi amiga la ansiedad

02/11/2019
(Eli DeFaria / Unsplash)
(Eli DeFaria / Unsplash)
La invitación es a observarla como una oportunidad de reconocer que no estamos viviendo en el presente y andamos atrapados en pensar demasiado en futuro.

Todos hemos sentido ansiedad o preocupación en algún momento, especialmente cuando hay que enfrentar situaciones o tomar decisiones que pueden resultar estresantes, como hablar en público, atender una enfermedad, ir a una entrevista de trabajo, hacer cambios en la vida.

La ansiedad es una emoción común de las personas frente a situaciones de incertidumbre que cumple una función útil que permite adaptarnos a la vida. Por eso, la invitación es a observarla como una oportunidad de reconocer que no estamos viviendo en el presente y andamos atrapados en pensar demasiado en futuro.

De los mecanismos más efectivos para disuadir la ansiedad y sus efectos es la respiración. A mis clientes les enseño y practicamos habitualmente, mantener la respiración constante y fluida independientemente de las circunstancias y las responsabilidades diarias.

Ese entrar y salir de nuevo oxígeno nos regresa al aquí y el ahora. Es sanador y naturalmente necesario el intercambio de gases entre los tejidos y la sangre, cuando el oxígeno pasa de la sangre a las células de todo el organismo y el dióxido de carbono realiza el camino inverso, desde las células a la sangre. No solo para atender la ansiedad, sino para liberar al cuerpo de toxinas y ayudarlo a mantenerse oxigenado provocando más salud óptima.

Este tipo de ansiedad puede haceros estar alerta, ayudándote a ser más productivo y a realizar el trabajo de manera más eficiente si la observamos con un cristal más amable. Asimismo, si los síntomas de la ansiedad se presentan desproporcionados, es importante buscar ayuda a tiempo.

Tenemos la fortaleza interna para trabajar con todos los obstáculos que se generan en nosotros, antes de perder la esperanza, o tirar la toalla ante la posibilidad de intentarlo, haz el ejercicio de respirar, de activar emociones bondadosas y poco a poco ir teniendo más control sobre ti mismo. Por mi parte, a veces le hablo como si fuera mi amiga la ansiedad, mientras respiro le voy restando el poder con palabras efectivas hasta regresar al presente donde todo está como tiene que estar.

De eso y mucho más hablaremos en mi próximo taller gratuito Lo Mejor de Ti, Celebración 10 años, el 23 de marzo de 10:00 a.m.- 2:00 p.m. en Casa Club Sigma en Hato Rey con el invitado Elwood Cruz. Información: (787) 232-8083

¡Adelante!

Tags

ansiedad