Preparados hasta los niños

Por Primerahora.com 09/04/2019 |11:45 p.m.
(Archivo)  
Con estas guías de FEMA podrás ayudar a los pequeños a estar listos para la llegada de un huracán

Acabamos de entrar en la parte alta de la temporada de huracanes y ahora es que la preparación que hicimos al inicio cobra importancia vital. 

Ya pasamos un gran susto con Dorian, que tras su paso por nuestra área se tornó en huracán categoría 5 (el más fuerte que toca tierra en la historia reciente del Atlántico desde 1935). 

Los puertorriqueños vivimos la experiencia del huracán María y acabamos de ser testigos del embate de Dorian en el archipiélago de Las Bahamas, así que sabemos la importancia de estar preparados. Y dentro de nuestros planes de emergencia debe estar conversar y orientar a los pequeños del hogar sobre estos fenómenos. 

Ellos deben estar al tanto y conocer todo lo que puedan por su seguridad y para que la ejecución del plan de contingencia familiar pueda funcionar. 

El momento en que el azote del huracán es inminente no es la ocasión para explicarles las cosas; ya deberían estar prevenidos.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) recomienda que todos tengamos un plan de emergencia. Si no lo tenemos, advierte que es imperativo hacer uno hoy mismo.

Ese plan debes conversarlo con todos en la familia y asegurarte de que todos lo entienden. Y aquí entra la necesidad de explicarles a los menores todo lo que sea importante para ellos saber.

FEMA preparó unas guías dirigidas a los niños  para ayudarlos a entender  qué deben hacer antes, durante y después de un fenómeno atmosférico como este.

Para obtener más información (por ejemplo, cómo preparar tu plan de emergencia) y datos sobre huracanes, visita http://www.ready.gov/es/ninos/conoce-los-hechos/huracanes y/o http://www.nhc.noaa.gov/

Toma nota

Antes 

-Prepara un equipo de emergencia.

-Haz un plan de comunicación familiar.  

-Ayuda a tus padres a entrar todos los artículos que se encuentren fuera de la casa como plantas, muebles de jardín, decoraciones o zafacones. ¡Los vientos fuertes pueden hacerlos volar!

Durante 

-No abras la nevera o el congelador. De esta manera conservarás el aire frío en caso de que se vaya la electricidad.

-Mantente alejado de las ventanas y las puertas de cristal. Podrían romperse y hacerte daño.

-No salgas cuando la lluvia o los vientos se detengan. Puede tratarse del ojo de la tormenta, que es como un breve “descanso” antes de que los vientos comiencen nuevamente.

-Si es necesario, mantente dentro de un armario o de una habitación sin ventanas. También te puedes acostar en el suelo debajo de una mesa o de un objeto resistente.

-Escucha las instrucciones importantes que te digan tus padres o las autoridades de seguridad.

Después 

-No salgas sin un adulto.

-No te acerques a cables que estén sueltos o colgando. ¡Te podrían electrocutar!

-Si sientes olor a gas, dícelo a tus padres.

-No bebas agua de la pluma a menos que tus padres te digan que puedes hacerlo.

-No hagas llamadas por teléfono a menos que sea una emergencia, mejor envía un mensaje de texto.   

Regresa a la portada