Nueva Orleans. ¿Quién no disfruta de un buen arroz con salchichas? Pero… y si te dijeran que esa salchicha es de cocodrilo, ¿te la comerías igual?

Pues en Nueva Orleans este es uno de los embutidos favoritos y que goza de gran popularidad entre sus ciudadanos y turistas.

Se trata de una larga y gorda salchicha de este reptil que abunda en esa ciudad.

“Tienes que probar esto, es muy típico de aquí”, explicó Juan López Torres, nuestro Boricua en la Luna.

Su sabor es diferente al tipo de embutido que se come en Puerto Rico. Es más gomoso y grasoso, pero de igual forma tiene un buen sabor que hace que se convierta en uno de los platos preferidos de Nueva Orleans.

Al tratarse de una ciudad rodeada por lagos, el marisco es otro de los atractivos culinarios de esta región de Lousiana. El más famoso es el crawfish.

Se trata de un crustáceo parecido a una langosta pequeña. Es preparado en una enorme olla junto a mazorcas de maíz, papas y salchichas. Todo esto con un toque picante.

“Aquí casi toda la comida pica, es bien típico de la comida… no tanto como los mexicanos, pero pica un poquito”, describió López Torres.

Para comerse el crawfish hay que arrancarle el caparazón del rabo con los dientes y chuparlo. Esa es la única parte del crustáceo que te puedes comer.

Otro plato típico es el gumbo, que es un caldo que puede ser de mariscos, carne o pollo. Este se combina con arroz blanco. Aunque se come todo el año, es más común que se consuma en meses fríos.

Dejando lo salado a un lado, Nueva Orleans también es muy conocido por los “beignets”. Este dulce originario de Francia es un tipo de dona frita de forma cuadrada y cubierta de mucha azúcar. Es consumida mayormente en el desayuno, acompañado de una taza de café.

Aunque se consigue en muchas partes de la ciudad, el local Cafe Le Monde es el más famoso para conseguir este postre. Tanto orleannianos como turistas hacen largas filas para comerlo y es que es inevitable resistirse a ese sabor dulce con un toque salado.

“Si no te comes un ‘beignet’, no viniste a New Orleans”, decía riéndose Juan.

Los beignets son una especie de dona frita con mucha azúcar.
Los beignets son una especie de dona frita con mucha azúcar.

En cuanto a las bebidas alcohólicas existen tres que son muy populares y que son de las más solicitadas en la festividad del Mardi Gras: Daiquiri, El Huracán y La Granada.

El primero es una bebida “frozen” que tiene como base sirope de diferentes sabores y a eso se le añade el alcohol. A lo largo de toda la ciudad se encuentran muchos locales que la venden.

El segundo, El Huracán, es una mezcla de jugo de frutas con varios licores. Lo sirven en un envase grande en forma de pecera, y según el músico boricua Tony Dizant, “te lo tomas como juguito, pero terminas bien borracho”.

El tercero es muy dulce y lo sirven en una yarda. Contiene una gran cantidad de alcohol y es parecido al limoncillo de Puerto Rico.