Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Monstruosa nevada ya ha causado nueve muertes y paralizó numerosos estados

Por Servicios combinados 01/23/2016 |07:59 a.m.
Obreros remueven nieve de los alrededores del Congreso. (EFE)  
Algunos estados declaran estado de emergencia y el gobierno federal en Washington cesó operaciones en sus oficinas.

Washington. Al menos nueve personas murieron en las carreteras de la costa este de Estados Unidos en accidentes vinculados a la fuerte tormenta de nieve y viento que azota la zona y que ha obligado a declarar el estado de emergencia en nueve estados.


Decenas de millones de residentes desde el norte de Georgia hasta Nueva Jersey se han encerrado en sus casas a esperar que pase la gigantesca tormenta que ha complicado los desplazamientos y que podría dejar hasta 60 centímetros (2 pies) de nieve en algunas zonas.

Los fallecimientos se produjeron en accidentes de tráfico causados por el temporal en Carolina del Norte (5 muertos), Tennessee (2), Kentucky (1) y Virginia (1) entre el miércoles y la pasada madrugada, informaron los cuerpos policiales de esos estados.

La mayoría de accidentes tuvieron lugar cuando los conductores perdieron el control de sus vehículos a causa del hielo en el pavimento y el fuerte viento.

A última hora del viernes, la policía estatal de Virginia había reportado 989 choques de autos en todo el estado desde el inicio de la tormenta, y agregó que se asistió a casi 800 vehículos en problemas, dijo Ken Schrad, portavoz del Centro de Información Conjunto de la Policía Estatal de Virginia.

En Kentucky, Mike Edmonds estaba atrapado en una parada para camiones el viernes mientras la nieve se acumulaba a su alrededor, sin atreverse a conducir su vehículo por el resbaladizo estacionamiento ni por una carretera estatal sembrada de autos siniestrados.

"Aquí tenemos camiones que literalmente no pueden salir", dijo Edmonds en conversación telefónica. "Estamos patinando. No merece la pena ni salir a la carretera".

En cuanto al tráfico aéreo, el portal especializado FlightAware informó de que 3,097 vuelos interiores o con origen o destino en Estados Unidos fueron cancelados el viernes, 4,057 el sábado y 1,010 el domingo.

Está previsto que la tormenta Jonas, la primera de esta virulencia en lo que va de invierno, dure al menos 36 horas y deje grosores de hasta 76 centímetros de nieve con vientos de hasta 96 kilómetros por hora, lo que ha obligado a declarar la situación de emergencia en seis estados.

Si los pronósticos aciertan, Washington podría superar el récord histórico de acumulación de nieve, fijado en enero de 1922, cuando se registraron 71 centímetros de grosor.

"Estamos hablando de una nieve húmeda y pesada, y de vientos muy potentes que podrían hacer caer árboles y provocar cortes eléctricos a gran escala", explicó el viernes en una rueda de prensa la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser.

Bowser advirtió de que se trata de una tormenta "de vida o muerte" y pidió a los ciudadanos que se abastezcan de todo lo necesario para pasar al menos 72 horas sin salir de sus casas.

A Nueva York la tormenta llegó antes de lo esperado, ya que no se preveía su llegada hasta primera hora del sábado, pero durante la noche del viernes ya empezó a nevar en la Gran Manzana.

El alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, decretó el estado de emergencia por temporal de invierno para el sábado. 

En Washington, el gobierno federal cerró sus oficinas a mediodía y el transporte público permanecerá inactivo hasta el domingo. El presidente Barack Obama, recluido en la Casa Blanca, fue uno de los mucho que se quedó en casa.

 
Cae la nieve en Virginia


 
Long Island bajo nieve


 
Impacta Washington la tormenta


 
Vistazo a la tormenta Jonas en NYC



Regresa a la portada

Tags

climatormenta de nieve